Urunday vs. Trouville será el primer partido de Liga en la historia con una terna íntegramente femenina. Sobre este acontecimiento hablamos con las árbitras designadas.

La noticia hizo ruido en todos lados y sorprendió, aún a la terna. Alejandra cuenta que “miré la designación dos veces porque no lo podía creer”. Sus compañeras se enteraron por WhatsApp y entre la sorpresa e incredulidad, la alegría y emoción fue el factor común, aunque también la tranquilidad de haber alcanzado algo que soñaron juntas.

Más específicamente, este deseo comenzó hace unos cinco años, aproximadamente, cuando las tres arbitraron juntas una final de liga universitaria. “Estábamos en una clínica y nos dieron la oportunidad. Aún no estábamos las tres en primera, pero fue un partido muy importante para nosotras”, comentó Vivian y Godoy confesó que en ese momento hizo un “click”  para reconocer que “si podían haber tres mujeres dentro de una cancha arbitrando”. 

La segunda oportunidad juntas fue en una presentación del plantel de Goes, donde dirigieron su primer partido masculino de mayores juntas y la última, tal vez más recordada, fue en la última final de la Liga Femenina 2019. Alejandra comentó que no fue fácil llegar a ahí y recuerda que “hubo un año en el que arbitraron todo el torneo, pero no las finales”, lo que hizo que empezaran a reclamar por eso, hasta que llegó.

Ante esto, Valentina confesó que aunque lo pedían y desde el Metro pasado esperaban que surgiera una terna femenina en el masculino, lo veía lejos, “no por nuestra capacidad, porque creo que las tres tenemos la capacidad para llevar un partido de Liga, sino porque creo que resulta difícil dar el paso para hacerlo porque va a llamar mucho la atención”.

Las tres coinciden en que de a poco se está dando un cambio a nivel mundial y Uruguay no está exento. En este sentido Dorrego resaltó que “no obtienen las oportunidades por ser mujeres, sino por su capacidad”. El ruido y empuje desde la prensa y las mujeres mismo está dando esta motivando ese cambio de mentalidad. 

Pese a la algarabía y lo histórico que será el partido de este lunes a primera hora, las árbitras saben que tienen la vista de todos encima y que “un error de ellas pesa más que el que pueda cometer un hombre”. Desde lo deportivo y la preparación, Valentina comentó que será lo mismo que en otros partidos, pero que “es inevitable el ruido, los comentarios y la difusión que se da”. En este aspecto, Alejandra tuvo la palabras justas para describir la situación: “Esta designación le pone más presión al partido, no por lo que pueda pasar dentro de la cancha, sino por lo que genera afuera”.

Dicha revolución se puede ver latente en las redes sociales, donde los mensajes de apoyo y alegría se hicieron notar, así como los negativos. Cada una de las tres tomó una posición distante ante estas situaciones, evitando contestar estos últimos mensajes, pero también coincidieron que “nunca se llega a nada porque hay mucha persona escondida en el anonimato”, como lo reflejó Valentina.

Sobre el final, las tres reafirmaron la idea de que cada una de ellas trabajó para ganarse el lugar y buscaron este momento. Es difícil representar o explicar lo importante de este momento, pero hay dos frases que lo pueden explicar mejor.

“No pedimos un lugar por ser mujeres. Creemos en la capacidad de cada individuo, dejando de lado el genero. Lo que si pedimos es que ante la misma capacidad, se den las mismas oportunidades”.

“Estamos felices por esta designación, la importancia que se le está dando ayuda a visibilizar nuestra lucha constante, no sólo de nosotras tres, sino de las 11 que hoy estamos, las que estuvieron y las que estarán, pero sabemos que falta mucho y que solo con esto, no se conquistó nada”.

abril 12, 2021

Misma capacidad, mismas oportunidades

[…]