Yendo de menos a más, Sebastián Chaine fue importante en el triunfo de Lagomar ante Unión Atlética. Tras la victoria en doble suplementario charlamos con el interno.

Pese a que era poco lo que había en juego, el argentino nos contó cuál era la idea del Lago, al arribar al CEFUBB: “Cuando llegamos pusimos lo deportivo por encima de todo. Sabíamos que el resultado no nos iba a modificar la posición, pero sí tenía que modificarnos en el juego, en seguir construyendo y mejorando al equipo. Este es un plantel que tiene solos seis partidos, y que tuvo un cambio grande, porque se fueron tres jugadores y vino uno, toda la forma de jugar cambió y el objetivo del partido era este, más allá de ganar, seguir creciendo”.

Dentro del partido mismo, una de las dificultades más grandes que tuvo fue lidiar con su compatriota, Damián Tintorelli, aunque en la segunda mitad pudo estar más libre en su juego. Comentó: “La verdad es que “Tinto” es un jugador muy importante, acá en Argentina y donde sea. Me costó mucho el primer tiempo, él estaba con mucha movilidad y el equipo lo busca mucho en los cortes y las descargas. Lo empecé a tener más cerca para poder seguirlo y empezamos a crear algunos problemas. Fue un trabajo duro, traté de no meter mucho la mano para evitar cargarme, aunque siento yo que hubo fouls que me cobraron y no fueron, pero este es un deporte de contacto, los dos nos ‘dimos’ y eso podía pasar”.

También le preguntamos sobre forzar alargues y ganar los juegos en suplementario, cosa que se les está haciendo costumbre. Pensó la respuesta y dijo: “Nos comió las patas” mientras contenía la risa. “Desde lo emotivo es importante, demuestra que este equipo lucha siempre y no se rinde a pesar de estar abajo en momentos importantes”.

El 15 de Lagomar se refirió al cambio de jugadores en el equipo, y la forma de juego, y expresó: “Vine a jugar al básquet y hacer lo mismo que hago en todos los clubes: Ser yo, tratar de sumar, ser positivo, y que le vaya bien al equipo. El cambio fue una decisión táctica, y los chicos también tomaron su decisión, a mi solo me toca jugar. Pasar de tirar 40 triples por partido, a jugar más adentro es un cambio grande para el equipo, más cuando no tenés tiempo para entrenar, porque jugamos más de lo que entrenamos, para ser sinceros”.

Referente a su llegada, le consultamos cómo se viene sintiendo en nuestro país, y esto contestó: “Estoy muy contento, el club me está tratando diez puntos, se encargan de que nunca me falte nada. me llaman todos los días para ver cómo estoy. Encontré un club humanamente espectacular que hace lo posible para que yo me sienta bien, saben que extraño mucho a mi familia, pero ellos están siempre pendientes de mí”.

Antes de terminar, dejó los objetivos del equipo bien en claro de cara al futuro: “Ganar el Playoff. Para hacerlo hay que ganar dos juegos, empezamos 0-1, pero nuestra mente tiene que estar en lo que vinimos construyendo. No sé ni con quién jugamos, pero hay que ganarle”. 

octubre 3, 2020

“Este es un equipo que lucha siempre y no se rinde”

[…]
septiembre 7, 2020

En la orilla del Lago

[…]