En su vuelta a la selección Mathías Calfani hizo una gran participación en los dos partidos del Preolímpico y fue por eso que una vez llegado a nuestro país fuimos tras su palabra.

Lo primero que le consultamos fue algo que nos tuvo con la duda desde el duelo ante República Checa y es el cómo está tras el golpe sufrido en dicho juego “Todavía no sabemos mucho, estamos esperando a que pasen los días y que se desinflame. Aparte estoy haciendo cuarentena después del viaje, así que estoy a la espera del resultado negativo para volver a salir a la calle. Igual me estoy sintiendo mejor, todavía sigo un poco dolorido cuando hago ciertos movimientos pero estoy mejor. Creo que fue un golpe que generó un pinzamiento en el nervio ciático y eso hizo que se me hiciera casi imposible mover las piernas sin dolor, cada movimiento me dolía y después comenzó a subir hacia la espalda. Eso es algo que con tiempo y descanso pasa, ojalá sea solo eso, aún no me he podido hacer ninguna prueba debido a la cuarentena por lo que no hemos podido indagar más en la entidad del golpe, pero como te dije me vengo sintiendo mejor”.

Luego preguntamos que balance hace del equipo con respecto los partidos en Victoria y esto dijo el interno “El balance es sumamente positivo. Creo que dimos un paso al frente como equipo en nivel de juego y carácter, si bien es una fija que la selección uruguaya tiene muchísimo carácter y sentido de pertenencia creo que en este torneo específicamente fue algo especial ya que todos teníamos ganas de estar y todos tirábamos para el mismo lado, cosa fundamental cuando querés conseguir un objetivo y cuando los otros equipos cuentan con alguna ventaja con respecto a nosotros. Siento que a la hora de jugar, de defender y de seguir el plan de juego lo hicimos genial, además pudimos entendernos muy bien con Rubén. Obviamente hay muchas cosas por mejorar, pero considerando el poco tiempo que tuvimos de preparación y el poco tiempo que estuvimos todos juntos creo que hicimos las cosas de gran manera y hoy, con el diario del lunes, podemos decir que estuvimos a un punto de ganarle a quien clasificó a los Juegos Olímpicos”.

Mathías también habló de como se sintió volver a vestir de celeste tras mucho tiempo “Sin dudas que fue una alegría, deseaba estar y volver a jugar. Hacía mucho que no se me podía dar ya fuese por lesiones o por coronavirus que en las pasadas ventanas no había podido estar, pero el volver y estar con la selección me hizo muy feliz y ayudó a recargar un montón de energía. Ya me siento con ganas de seguir, creo que a todos nos pasó que una vez terminado el segundo partido pensamos ‘¿Ya terminó? ¿Y ahora cuando es el próximo objetivo?’. No tengo dudas que la cabeza de este equipo ya está en la Americup, en las ventanas de eliminatorias y eso es algo genial y que solo te lo genera el defender a la selección. Es un orgullo defender a mi país y siempre que vengo la paso muy bien, el grupo es muy unido y el trabajo que se viene haciendo es espectacular ya sea por parte nuestra, del cuerpo técnico o mismo la Federación que hace su esfuerzo para apoyarnos, para darnos todo lo necesario para entrenar, para poder darnos un lugar como el CEFUBB o el tener a Rubén como entrenador que es algo importantísimo”.

Y luego le preguntamos por su balance personal “La verdad me siento contento por lo que pude aportarle al equipo, sobre todo en el primer juego donde me sentí fuerte, creo que tomé las mejores decisiones para el equipo, ataqué el aro con confianza y tomé los tiros que creí debía tomar. Sin embargo la sensación es agridulce porque en el final no faltó ese extra para mantener la ventaja y llevarnos el partido y duele un poco. En el segundo partido creo que venía haciendo las cosas bien, tomando buenas decisiones pero pasó lo que pasó y no pude terminar el partido en cancha”. 

“Pero con lo que más me quedo de estos dos partidos es que me dieron felicidad, durante la preparación, los viajes y los partidos fui feliz. Hacía mucho que no me sentía con tantas ganas, con tanto ánimo y juntando fuerzas para un nuevo desafío. Yo sabía que el venir acá y juntarme con mis compañeros iba a generar eso porque venir a jugar por la selección es algo especial y te motiva. Yo no venía al 100% ni físicamente ni en juego porque no había tenido tanta continuidad en los últimos tiempos y debido a que terminamos antes estuve casi un mes y medio sin jugar, pero la verdad que me sentí muy bien y hago un balance super positivo pese a la lesión del final” agregó el ‘7’ celeste.

Volviendo al partido ante los checos muchos comparamos los minutos después del tiro errado por Granger con los que vivimos tras el duelo contra Puerto Rico que nos dejó fuera de China 2019. Calfani estuvo presente en ambos episodios y así lo vivió él “Creo que la sensación tras el partido contra Puerto Rico fue peor, porque estuvimos a nada de clasificar a un Mundial que era algo por lo que veníamos luchando hace muchísimo tiempo. El partido ante República Checa fue atípico y lo terminamos perdiendo en la última bola pero yo creo que esta sensación es mucho más positiva que la otra, porque sabemos que esto es recién el comienzo de algo muy bueno y lo otro fue el final de un sueño que teníamos, por eso creo que las sensaciones son totalmente diferentes en ese sentido. Me ilusiona y muchísimo los dos partidos que hicimos, me ilusiona y muchísimo el como perdimos porque no perdimos sin luchar perdimos teniendo nosotros la pelota para cambiar la historia y no porque ellos jugaran mal, sino que porque nosotros hicimos que ellos cometiesen esos errores que nos dejó la última bola. Y podemos decir que perdimos la chance de luchar por un lugar en Tokio pero ganamos en muchísimos otros aspectos”.

Para terminar le consultamos acerca de su futuro, a lo que el artiguense dijo lo siguiente “Mi futuro es aún incierto. Estamos escuchando ofertas de acá de Uruguay, estamos esperando a ver si llega alguna oferta de Europa que es a lo que apuntamos siempre. La verdad que tengo ganas de volver a sentirme bien jugando al básquetbol, sentirme feliz, fuerte y seguir compitiendo por cosas importantes. Eso es una motivación importante en la vida de un deportista, no hay nada resuelto pero estamos escuchando ofertas de acá y de afuera”.

julio 6, 2021

“Estuvimos a un punto de ganarle a quien clasificó”

[…]
julio 5, 2021

Nos vimo’ en Tokio

[…]
julio 4, 2021

Checa-e como se menea

[…]
julio 2, 2021

La recompensa es el camino

[…]
julio 2, 2021

Porque así vivimos

[…]
julio 2, 2021

Muchas gracias, jugadores…

[…]
julio 1, 2021

Latinoamérica me lo confirmó

[…]
julio 1, 2021

Sin siquiera sudar

[…]
junio 30, 2021

Sudamérica presente

[…]
junio 30, 2021

Orgullo y esperanza

[…]
junio 30, 2021

Hogar dulce hogar

[…]
junio 29, 2021

Que comience el juego

[…]
junio 25, 2021

“Vamos a ir a pelearla como siempre”

[…]
junio 23, 2021

Un canadiense, para viaje

[…]
mayo 28, 2021

Con todo y por todo

[…]