Phoenix Suns logró su victoria consecutiva número 17 igualando el récord de franquicia. Transitaron todo noviembre sin perder y buscarán extender la racha a pesar de un calendario difícil.

Noviembre pasó en un abrir y cerrar de ojos, y los Suns no supieron lo que era perder un partido de baloncesto. Lo que comenzó el 30 de octubre ante Cleveland Cavaliers, se extendió hasta llegar a los 17 partidos sin ver la derrota. En el medio, este equipo de Suns se enfrentó a grandes equipos que pudieron quitarles fácilmente el invicto, como fue la visita en días consecutivos a Nets y Knicks, o el back to back ante Trail Blazers y Grizzlies.

Nada los paró, el equipo de Monty Williams siguió arrasando con los rivales, y consiguieron igualar su récord de franquicia con el triunfo ante los Warriors, logrando la victoria número 17.

Otros grandes Suns

La última vez que los Suns se vieron envueltos en tal racha fue en la temporada 2006-07 bajo las órdenes de Mike D’ Antoni. Aquel equipo contaba en sus filas con el Salón de la Fama Steve Nash, el múltiple All-NBA Amare Stoudemire y grandes jugadores de rol como Shawn Marion, Leandro Barbosa, Boris Diaw, y Raja Bell. En dicha temporada el equipo de Arizona culminó segundo en la conferencia del Oeste con marca de 61-21, y cayó en segunda ronda ante los Spurs en seis juegos.

En aquel entonces, los Suns comenzaron su racha ganadora el 29 de diciembre con la victoria ante los Knicks, y culminó el 29 de enero ante los Timberwolves del gran Kevin Garrnett, quien anotó 44 puntos y capturó 11 rebotes en aquél juego.
La particularidad fue que ese equipo de Suns previó a conseguir la racha de diecisiete juegos sin perder, logró enlazar quince victorias en fila entre el 20 de noviembre y el 19 de diciembre. Combinando ambos pasajes, los Suns lograron una marca de 33-2.

Camino por recorrer

Los Suns igualaron su marca histórica y el jueves por la noche podrán superarla si vencen a los Pistons en Arizona, pero queda un largo trecho para acercarse a las grandes marcas históricas, algunas, muy recientes y frescas en la memoria.

  • La última vez que un equipo ganó diecisiete juegos en fila y pasó un mes entero sin perder fueron los Milwaukee Bucks en la temporada 2019-20. En aquél entonces el equipo de Wisconsin culminó su paso invicto en dieciocho, cayendo ante los Mavericks.
  • El más fresco en la memoria es el de los Warriors 73-9 en la 2015-16. El equipo de Kerr comenzó la temporada 24-0 antes de caer ante los Bucks, pero la particularidad es que habían ganado los últimos cuatro partidos de la temporada anterior, por lo que la NBA contabiliza su racha en 28 juegos, ubicándolos como la segunda mejor marca histórica, por detrás de Lakers de la temporada 1971-72, que pasó 33 juegos sin perder.
  • Un poco más atrás en el tiempo nos encontramos con los Atlanta Hawks en la temporada 2014-15, recordada por aquel gran equipo que fue barrido por LeBron en Playoffs. Esos Hawks encadenaron diecinueve triunfos y recorrieron todo el mes de enero sin conocer la derrota, finalmente cayeron ante los Bucks de un joven Giannis para terminar la racha.
  • Por último y quizás el más recordado por el público, fueron los 27 juegos sin perder del Miami Heat en la temporada 2012-13. Aquél año el Heat comenzó su proesa el 3 de febrero y culminó el 27 de marzo en un partido memorable ante los Bulls de Derrick Rose.

¿Qué tiene por delante?

Los Suns tendrán un juego relativamente sencillo ante los Pistons para romper el récord de franquicia, luego de eso, visitarán Chase Center para enfrentarse a los Warriors en lo que será otra prueba de fuego para los de Monty Williams.
Spurs, Celtics, Clippers, y Blazers son los rivales que tienen por delante. Nada sencillo, pero Devin Booker, Chris Paul, y compañía van en serio y con hambre de gloria.

diciembre 2, 2021

Haciendo historia

[…]
diciembre 1, 2021

¿Perder? Disculpa, no conozco esa calle

[…]
noviembre 28, 2021

El rachero del Oeste

[…]
octubre 24, 2021

Fiebre de sábado por la noche

[…]
julio 21, 2021

Gia-nni-saben como pararme

[…]
julio 7, 2021

El calor de Arizona pegó fuerte

[…]
agosto 14, 2020

El milagro que no fue

[…]