Por el Torneo U21, Malvín obtuvo un triunfo clásico a domicilio ante Unión Atlética, en un partido interesante y atractivo.

Resumen del Partido

En un juego que tuvo a los entrenadores de los equipos principales siguiendo juntos atentamente desde la tribuna, el azulgrana, dirigido por Alem García, saltó a la cancha con Guzmán Pagani, Santiago Meinero, Nicolás Román, Alfredo Correa y Nicolás Cabrera; por su parte el playero de Horacio Martínez abrió con Marcio Rivas, Juan Martín Olave, Pedro Mendive, Nicolás Martínez e Ignacio González.

El primer chico fue dinámico y cambiante, con mejor inicio para la UA jugando desde Pagani, pero la visita emparejó con bombazos de Olave y pasó a ganar asistiendo con Medinve a los cortes por línea final de González. Unión aumentó si intensidad defensiva y pudo correr con Román, pero el playero generó rompimientos y descargas para aprovechar a los Martínez cerca del aro. Un intercambio de triples de Iñaki Delgado e Ignacio González dejó el score 29-29 de cara al primer descanso. Malvín pasó a liderar gracias a las penetraciones de Rivas, y aunque Meinero asumió el juego en transición, los triples de Nico Martínez mantuvieron arriba a los del Chato Martínez. Pagani volvió a comandar las acciones para achicar la renta de la visita, que llegó al entretiempo ganando 53-50.

Un gran inicio de Nico Martínez y el aprovechamiento de las pérdidas del rival le dieron 11 de ventaja a Malvín promediando el tercer cuarto. La defensa zonal azulgrana no logró frenar al playero, que leyó bien con Olave y Rivas, además de tener al Hueso activo atrás para poner tapas y dar ayudas. Un triple de Meinero desde la esquina, con falta incluida, dejó el electrónico 70-65 de cara a los últimos diez minutos. La 2-3 bajó el goleo de la visita, hasta que bombas de Olave y Serdio cortaron la reacción de la UA. Pagani y Meinero empujaron a los suyos, pero el playero fue eficiente en algunos contraataques para mantenerse a una distancia segura. Una linda asistencia de Olave para González y otra para de Nicolás Martínez terminaron de cerrar el juego, y los libres de uno y otro lado sentenciaron la victoria 95-84 para Malvín.

Las Figuras

La figura del partido fue el "Hueso", Nicolás Martínez, quien aportó 28 puntos y tuvo un destacado segundo tiempo en lo defensivo. Ignacio González aportó 27 unidades. Juan Martín Olave, más allá de sus 15 puntos, se destacó en la conducción y varios pases de alta calidad.

El goleador del azulgrana fue Meinero con 20 unidades, seguido por Pagani con 19 y Román con 14.

Mano a Mano

Nicolás Martínez:

“Estoy feliz de tener esta oportunidad y busco aprovecharla”

“Los partidos que son acá siempre van a ser difíciles, es el clásico, de visitante, siempre hay que venir con la cabeza de que va a haber gritos, va a haber hinchada. Hay que tener la cabeza fría” comenzó diciendo el Hueso.

Sobre el juego en sí, analizó: “Fue un partido difícil porque nos presionaron mucho, tuvieron mucha intensidad desde el principio. Nosotros arrancamos medio mal, nos entraron los triples, pero se complicó igual, especialmente en defensa donde nos sacaron muchas faltas en situaciones de uno contra uno”.

Al respecto de su rendimiento, comentó: “En el segundo cuarto me entraron las dos que tiré y eso me sirvió para mi confianza, para ayudar al equipo a mejorar. El tercer cuarto fue el quiebre, porque pudimos sacar ventaja y mantenerla porque seguimos defendiendo”.

“Es algo muy bueno, más allá de tener más minutos es otro contacto con gente más grande, casi hombres. Me sirve para mi desarrollo individual, estoy feliz de tener esta oportunidad y busco aprovecharla”, expresó al respecto de la posibilidad de jugar en esta categoría.

Al hablar de los objetivos del equipo, dijo: “Estamos regalando bastante edad, somos sólo dos U21 y el resto juveniles, pero estamos para lo que sea. Vamos a tratar siempre de ganar”.

A la hora de presentarse, Nicolás contó: “Soy 2003, tengo 17 años y mido 2.06. Me gusta jugar de alero, abierto, tirar de afuera, pero sé que tengo que también jugar mucho de ‘4‘ y mejorar mi juego interior para ser cada vez más completo”.

“Seguir entrenando y tratar, de a poco de tener minutos en Liga, de jugar Metro, de a poco ir metiéndome más en la profesionalidad”, agregó sobre sus próximas metas.

Para terminar, se refirió a lo positivo de tener a Federico Camiña, entrenador del primer equipo playero, en la tribuna mirando el juego: “Sirve, es otro ojo. En las prácticas de primera me ve, pero también está bueno que me vea con mi categoría, eso puede hacer que tenga un poco más de confianza en mí”.

septiembre 22, 2021

Clásico al Hueso

[…]
octubre 14, 2020

¿Qué Tomás, Nico?

[…]