Tras el fin del juego en el que fue triunfo de Peñarol sobre Malvín  en el debut por el torneo Sub 23 hablamos con Mauro Dondi, figura del Manya que culminó con 22 puntos.

A pocos minutos de haber culminado, el jugador carbonero nos dejó las primeras sensaciones del juego: “Nos sentimos cómodos. Veníamos trabajando mucho y la pandemia nos frenó, como a todos. Ahora volvimos, entrenamos de mañana, de tarde, y en cancha estamos logrando esa química que estamos buscando. Le ganamos al último campeón y eso no es poco”.

“Estamos trabajando en una serie de sistemas, pero nos enfocamos mucho en defender, ser intensos atrás, y a partir de ahí construir. Nos propusimos un objetivo, que era el de recibir menos de 60 puntos del rival. Terminaron con 53 así que logramos lo propuesto”, agregó sobre el planeamiento del juego y cómo lo ejecutaron.

Dejando el partido en sí, pero reconociendo que fue el del regreso luego de un extenso parate por la pandemia, estos fueron sus comentarios sobre jugar, y el colectivo: “Estamos muy contentos por eso. Jugamos en la mejor cancha de Uruguay. Eso es un plus y motiva. El equipo está muy unido, sabemos que tenemos un buen grupo humano, pero también sentimos la confianza por parte de los entrenadores”.

Hablando más específicamente sobre él, así se describió Mauro: “Me defino como un jugador agresivo, que me gusta ser intenso, y me gusta cuando jugamos con buenos conceptos y ganamos desplegando buen básquet”.

Viendo hacia adelante, le consultamos sobre las expectativas de este torneo, y Dondi fue claro al responder: “Somos el club más grande de Uruguay, y si bien nos estamos formando, buscamos ser campeones, el objetivo es allá arriba, pero vamos a ir paso a paso”.

Demostrando claramente su amor por el aurinegro, nos compartió sus sentimientos al estar defendiendo la casaca mirasol: “Es un sueño. Ya había estado en la DTA, pero esto es un plus por tener más minutos y protagonismo”.