Diego Alonso llamó a un nuevo jugador del medio local y otro con experiencia en la selección para la doble fecha de Eliminatorias por el positivo de Matías Vecino.

En la jornada de este martes se dio a conocer que el volante del Inter de Milán, Matías Vecino, dio positivo de Covid-19, por lo que el entrenador de la selección uruguaya, Diego Alonso, llamó a Fabricio Díaz, futbolista de Liverpool, en sustitución.

De esta manera, el volante de 19 años es el segundo jugador del medio local que estará entre los 26 que irán en busca de la clasificación para el Mundial de Qatar 2022, tras Sergio Rochet, donde Uruguay enfrentará a Perú, en el Estadio Centenario, el 24 de marzo y el 29, en San Carlos de Apoquindo, a Chile.

Díaz, pese a tener 19 años, lleva 77 partidos como profesional con la camiseta de Liverpool entre Campeonato Uruguayo, Copa Libertadores y Sudamericana. Debutó el 2 de febrero de 2020, con 16 años, en la Supercopa Uruguaya ante Nacional, donde anotó un gol en la victoria 4-2, siendo su primer título; después añadió a su vitrina el Torneo Clausura 2020.

En total, lleva 3 goles y 5 asistencias, sumado a que ya ha llevado el brazalete de capitán del equipo negriazul. En cuanto a la selección, en 2021 estuvo con el plantel de la Sub 17 y en 2022 entrenó con la Sub 20 bajo las órdenes de Diego Alonso, pero no ha disputado competiciones internacionales por la pandemia del Covid-19. Se va a estar sumando a los entrenamientos este mismo martes.

Además, horas después de conocerse la noticia de Díaz, se supo que Manuel Ugarte, futbolista del Sporting de Portugal, entra también en la convocatoria. El volante de 20 años lleva 31 partidos, con 1 gol y 1 asistencia, en lo que va de la temporada.

Estuvo presente en la última convocatoria de Óscar Washington Tabárez, donde jugó 20 minutos ante Bolivia en el Campeón del Siglo, además de ser suplente ante Argentina y Bolivia, en La Paz. Se va a estar sumando a los entrenamientos este miércoles.

marzo 22, 2022

Buenos Díaz, tornado

[…]
noviembre 29, 2021

Se trepa a la punta

[…]