En la previa de lo que será el debut de Uruguay en Copa Davis, su capitán, Enrique Pérez Cassarino, dialogó con Salimo’. “Bebe” destacó cómo llega el equipo y contó la baja que sufrió a último momento.

Este próximo viernes y sábado comenzará una nueva edición de la tradicional Copa Davis, torneo de selecciones en el cual Uruguay debutará ante Nueva Zelanda en Las Vegas.

El capitán del equipo celeste, Enrique Pérez Cassarino, ya definió a la delegación que viajó a tierras norteamericanas para disputar la primera ronda de la Copa Davis.

Pablo Cuevas será quien encabece el quipo, actualmente el salteño ocupa el puesto 106 del ranking ATP, además estarán Martin Cuevas (488), Ignacio Carou (704), Francisco Llanes (1221) y Ariel Behar (42 en dobles).

El equipo oceánico contará con la presencia de Rubin Statham quien ocupa la posición 881 del ranking ATP, Ajeet Rai (917), Michael Venus (14 en dobles) y Artem Sitak (120 dobles). El capitán del equipo será Kelly Evernden.

La serie se disputará en el Darlin Tennis Centre de Las Vegas, sobre superficie dura, un escenario con capacidad para 3.000 espectadores.

En la entrevista con Salimo’ el capitán uruguayo de Copa comentó lo que sucedió con Martín Cuevas en las últimas horas: Se nos dio una novedad de último momento, el martes por la tarde, por lo cual estuvimos esperando todo el día del miércoles para ver que sucedía, dado que son distintos los protocolos de la ATP respecto a los de la ITF. Él ya había sido positivo en diciembre, en esos casos la ATP te permite jugar midiendo simplemente la carga viral, pero para ITF rige el protocolo anterior, si das positivo en antígeno y en PCR tenés que hacer la cuarentena que te pide el país local, en este caso en Estados Unidos es de cinco días, por lo que en la tarde del jueves me confirmaron que no podrá estar en el sorteo”. 

“Es una baja muy importante, además de que Martín viene de alcanzar tres finales consecutivas y llegar en un buen momento, es un jugador que conoce muy bien esta competencia, sus singles iban a ser muy importantes considerando la lesión de Pablo y también en el caso de que Pablo no estuviera para el dobles él iba a jugar junto con Ariel. Ahora hay que pensar en lo que tenemos, es algo que hace dos años está latente y que pasa, increíblemente Martin jugó tres partidos el domingo en Turquía, voló el lunes y el martes en la tarde dio positivo, por lo que no será parte del equipo para esta serieagregó Bebe al respecto de esta mala noticia de las últimas horas.

Además, esto contó el capitán uruguayo a Salimo’:

 

– Pablo Cuevas no llega en su mejor momento, pero siempre ha tenido un gran rendimiento jugando por la Davis, ¿cómo lo ves para esta serie?

En el caso de Pablo es tal cual como me comentas, el año pasado prácticamente estuvo todo el segundo semestre con el tema de la rodilla, ya no pudo jugar la serie ante Holanda. Luego se operó, la recuperación no fue la esperada, solo tiene un par de torneos jugados. Hasta último momento no era seguro que pudiera estar acá en Las Vegas, la intención fue que viniera y que viera de su lado en que nos pude dar una mano. Pablo no solamente es importante dentro de la cancha, sino que por su experiencia incide tanto en el equipo rival como en los chicos jóvenes del equipo, lo que es muy importante para nosotros. Veremos que le permite la lesión en cuanto a la cantidad de partidos ya que solamente tiene dos rondas jugadas en los últimos meses. Para nosotros es muy importante contar con su presencia acá.

Ariel Behar por su parte sigue consolidándose en el circuito internacional, tras su retorno en el 2021, pude brindar un aporte importante al equipo. ¿Cómo llega el equipo para el enfrentamiento?

Ariel se viene consolidando temporada tras temporada, comenzó el año de gran manera en Australia, ya lleva dos o tres semifinales en ATP más la tercera ronda en el Australian Open. Acá está en una situación distinta dado que siempre juega con el mismo compañero, pero acá se da algo similar a lo que sucede en las eliminatorias futbolísticas porque solamente tenemos cuatro o cinco días para trabajar con el equipo. Está claro que contar con un jugador con su experiencia y con el momento que está atravesando es muy importante.

Respecto al equipo neozelandés tienen como principal exponente en lo previo a Michael Venus, un especialista en el dobles. ¿Qué esperas encontrar del equipo rival en la serie?

Sin dudas que la referencia pasa por su número uno de dobles, es un jugador que hace muchos años que está entre los 20 mejores, con la misma situación de Ariel ya que ahora no podrá jugar con el compañero con el que compite todo el año. Pero tener un jugador de esas características ayuda mucho. En cuanto a los singles están un poco más atrás en el caso que estuvieran Martin y Pablo, pero están un poco más arriba de Carou, Llanes y Roncadelli pero evidentemente a ellos mentalmente les tiene que haber cambiado el saber que Martin no será parte del equipo, después se verá cómo reacciona cada integrante del equipo durante la serie ante las oportunidades.

El enfrentamiento se desarrollará en el estadio en Las Vegas cuenta con una superficie dura, ¿cómo has visto la adaptación a la misma?

No deja de ser una situación extraña, en 18 años adelante del equipo es la primera vez que me toca jugar en un país neutral, por una situación que es sabida y que se viene arrastrando en estos últimos tres años, dado que Nueva Zelanda se encuentra cerrada. Ya había estado donde se jugará la serie en dos ocasiones, se juega bien, la temperatura ayuda ya que no hace demasiado calor. Ambos equipos están acostumbrados a llegar y tener cuatro o cinco días de adaptación y después jugar, en ese sentido son situaciones similares, en cuanto a la cancha no es algo que nosotros hubiéramos elegido, pero tampoco es algo que nuestros jugadores no conozcan.

marzo 3, 2022

Kiwi en Las Vegas

[…]