Mariana Lema viene sosteniendo un buen nivel y fue importante en la victoria de Yale, en la que no jugaron del todo bien. Luego del juego, hablamos con ella sobre esto y más.

Aunque la tan necesaria victoria llegó, no convenció tanto desde el juego el yalense. En este sentido, la número 11 fue autocritica y confesó: “Nosotras estábamos ya con la cabeza en el partido contra Aguada, que ahí nos jugamos la clasificación a la Copa de Plata y por eso la gran cantidad de errores. Sin duda este era un partido que teníamos que ganar”.

“Somos un equipo al que le cuesta muchísimo atacar entonces en esta semana le metimos a la ofensiva. Nos pasó que por momentos engranamos y por otros nos dormimos mucho, tenemos muchos errores para mejorar, sobre todo esa intermitencia que tenemos”, fue el análisis que hizo saliendo más de lo psicológico y metiéndose en lo deportivo.

Tres estrellas fue la calificación que Lema le puso al partido, “principalmente por la defensa. No estuvimos tan mal, pero el ataque nos costó, tenemos que solucionarlo. Somos un equipo que sabemos que si nos lo proponemos, defendemos bien, pero nos cuesta anotar”.

Como bien dijo Mariana, el partido de Yale está e la última fecha, donde se juegan una final ante Aguada. Esto dijo la jugadora sobre lo que deben hacer en ese partido: “Tenemos que tratar de correr la cancha lo más posible para evitar el 5×5 y ser más profundas en las penetraciones, porque la movemos bien, pero falta ese ultimo toque, o el cambiar de estrategia cuando tiramos y no entra, encarar al aro”.

Al finalizar, hizo un resumen de lo que va de temporada y los altibajos del equipo: “Tuvimos una recaída después que Luciana (Chagas) se fue y por ahí con Guada (Soto) no nos reacomodamos bien, porque Chagas nos daba eso que a  nosotras nos falta en ataque para romper, como robar y correr la cancha. Ahora con la china (Victoria Lara) es distinto. Humanamente tiene un montón de cosas para aportar, desde el ‘Dale, dale, vamo’ arriba’ y cosas así, entonces nunca nos deja caer”.

octubre 26, 2021

“Ya estábamos con la cabeza en el partido con Aguada”

[…]