Entrando desde el banco, Lorenzo Gutiérrez hizo un segundo cuarto soñado para encaminar el triunfo misionero. Con él hablamos sobre el torneo, y el futuro.

“Lo principal fue la defensa, tratar de que ellos no penetraran. El objetivo es siempre ese, anular a sus anotadores, y por el momento nos viene dando frutos”, analizó el número 10 de Goes sobre el partido.

Parte del quiebre vino gracias a 11 puntos que él colocó casi de corrido. Ante esto manifestó: “La verdad que es para remarcar. No esperaba entrar así, pero por suerte se nos dio y sacamos un buen triunfo de esta manera”.

“Mi rol es tratar de jugar, y hacer jugar. Que el balón pase por todo el equipo y construir desde lo colectivo”, agregó sobre su función y aporte al equipo.

Ante la Liga Uruguaya especial que se aproxima, le consultamos qué es lo que espera él, de tener la chance de participar: “Mis expectativas son siempre las mismas: Tratar de dar lo mejor de mi si me toca entrar. Que aunque tenga un minuto en cancha, ese minuto sea de calidad”.

También hizo referencia a este torneo y cómo le aporta como jugador: “El Sub 23 me está ayudando para seguir puliendo cosas que son necesarias, y dar lo mejor para lo que viene”.

Lorenzo culminó hablando del regreso a la competencia, siendo agradecido, pero también crítico: “Fue un golpe. El parate nos afectó a todos. Volver a jugar nos mató porque se sintió mucho la falta de básquetbol, pero ahora queda agarrar ritmo y seguir”.