En un partidazo, Urunday Universitario logró igualar las finales de U19 en Serie 1. Tras el juego, conversamos con Joaquín Scaletti.

Resumen del Partido

El estudioso, dirigido por Javier Masner, abrió con Joaquín Scaletti, Giovanni Corbisiero, Matías Fontes, Gianfranco Piscaglia y Felipe Satut; al tiempo que la visita saltó a la cancha con Matías Cuervo, Nicolás Daluz, Mateo MacMullen, Mateo Bianchi y Thiago Copelotti, bajo la batuta de Franco Cocchi.

El inicio del juego fue mejor para el local, que logró anotar tras los rompimientos de Scaletti o aprovechando los bloqueos directos a Corbisiero para ser profundo y llegar al aro, ante un Sporting que tuvo en lo hecho por Copelotti en la zona pintada y algún uno contra uno de Daluz sus mejores argumentos. Con Bianchi siendo vertical y un triple de Charlie García la visita lo dio vuelta, pero Urunday comenzó q castigar las ayudas defensivas con pases extra ya sea a tiros abiertos o descargas cortas al lado del cesto para irse al primer descanso ganando 22-20. La generación de Daluz y García como guardias mantuvo el juego equilibrado, mientras del otro lado Bruno Curadossi tuvo un pasaje muy positivo y Satut ganó en la pintura. Guzmán Vasilic asumió desde la base para asistir y anotar para que la visita abra cuatro puntos de renta, pero un bombazo de Lautaro Cabrera y puntos en transición del estudioso -que hizo pagar errores ofensivos de su rival- le permitieron a los de Masner llegar al entretiempo ganando 44-39.

El tercer cuarto fue de rachas y si bien el blanquiazul emparejó rápidamente con un triple de Daluz y algo de Bianchi, su zona fue castigada por bombas de Curadossi y dos oportunidades y Scaletti para llegar a darle 11 de renta a Urunday. La visita volvió a reaccionar con un triple de Daluz y García siendo vertical para llegar al periodo final apenas dos abajo, 59-57. La mano caliente de Curadossi y Scaletti se alternó con los rompimientos de Bianchi y García, pero cuando el estudioso se quedó sin porcentajes ante la defensa zonal, careció de alternativas para anotar y vio a los de Cocchi dar vuelta el marcador con Daluz importante y Bianchi creciendo en el juego, especialmente cuando atacó el cesto o jugó más cerca del aro. Sobre el final, un doble de Curadossi tras rebote ofensivo dejó el juego 76 iguales, un final de locos tuvo bombas de Charlie de un lado y Giovanni del otro para terminar 79-79 y forzar alargue.

Ya en el suplementario, Cuervo había adelantado a la visita, pero Scaletti puso a ganar a los suyos desde más allá de los 6.75 y Satut anotó para abrir cuatro a falta de un minuto. Si bien Copelotti achicó, Corbisiero volvió a demostrar clase y técnica para anotar con vuelo tras romper para comenzar a sentenciar el juego. De cualquier manera, el cierre le dio chances a Sporting de igualar tras aprovechar un doble con adicional, además de recuperar un balón en la salida, pero no pudo convertir y el partido se fue con triunfo 91-88 para Urunday, que de esta forma igualó la serie 1-1.

📹 El cierre de los 40
📹 El final del juego

Las Figuras

Giovanni Corbisiero fue el goleador estudioso con 36 unidades, pero además fue un buen generador de juego, aprovechando cuando lo doblaron para generar desequilibrios. Bruno Curadossi jugó un partidazo, terminó con 23 unidades y mano caliente, poniendo 5 bombazos. Además, Joaquín Scaletti fue el socio de lujo del base, con 17 puntos, intensidad defensiva y buena lectura.

En el fusionado, lo mejor pasó por los 22 puntos de Nico Daluz, más algunos pasajes de Charlie García (18), el período final de Mateo Bianchi (16) y el juego siempre rendidor de Thiago Copelotti cerca del cesto.

Mano a Mano

Joaquín Scaletti:

"Veremos si podemos levantar la copa"

“Fue un partidazo, dejamos todo. Fue la mentalidad con que vinimos, más que el resultado teníamos que irnos con la frente en alto. Por suerte se nos dio, así que el fin de semana que viene veremos si podemos levantar la copa”, comenzó diciendo el sanducero.

Sobre los cambios de un fin de semana a otro, comentó: “Más allá de los ajustes defensivos que fueron varios, la actitud fue lo que más nos había faltado. No estábamos mentalizados para jugar una final y hoy si se notó”.

Más allá de lo desnivelante de Corbisiero, se vio un estudioso más colectivo en este segundo juego: “Giovanni siempre va a estar presente, pero lo que importa es que lo podamos acompañar, eso va a hacer la diferencia”.

Terminando su último año de formativas y su primera temporada completa en la capital, disputará una tercera final con posibilidades de ser campeón: “Sería soñado, estamos disfrutando mucho”.

A la hora de presentarse, Joaquín contó: “Soy generación 2002, vengo del club Allavena de Paysandú. Vine por estudios y ya enganché con el básquetbol”.

En cuanto a sus características, dijo: “La defensa no se negocia, siempre es lo primero. Después, soy base y me gusta hacer jugar al equipo, me gusta más el tiro, pero si puedo voy para abajo también”.

“Voy de a poco, escalón por escalón. Este año me dieron la oportunidad de entrenar en primera y, aunque fuera un sacrificio, lo tomé igual”, contó sobre su futuro en el deporte, aunque también habló sobre lo que hace afuera de la cancha: “Estudio Estadísticas, sería un sueño poder unir ese tema con el básquetbol, pero se verá a futuro”.

noviembre 30, 2021

Uno más, y no jugamos más

[…]