Con tan solo 16 años, ya vistió la celeste y se pondrá la del club de sus amores. En Hay Futuro, dialogamos con Isabela Pérez, flamante incorporación de Nacional. 

Oriunda de la ciudad de Canelones, pero actualmente vive en Castellanos, en el departamento de Canelones, Isabela Pérez con apenas 16 años, distribuye su vida entre su amor al fútbol y los estudios. Si bien, a su corta edad tiene que realizar muchos esfuerzos, como viajar a Montevideo a entrenar, valora mucho “la fortuna de que mis padres siempre me apoyaron” algo fundamental en la carrera de una futbolista.

La misma que comenzó entre hombres, “desde los 5 años empecé jugando en fútbol mixto” en Vida Nueva, club de baby fútbol de San Bautista. A pesar, de que padeció de comentarios machistas de parte de hinchas rivales, “eran muy pocos y yo los tomaba como un crecimiento”. Así fue que, a sus 8 años, le surgió la posibilidad de jugar en fútbol femenino en lo que hoy en día es San Jacinto Rentistas. Entonces su amor por el deporte hizo que, “los sábados jugaba con San Jacinto y los domingos con Vida Nueva”.

Con esa chispa que la caracteriza, fue demostrando desde muy chiquita lo endemoniada que es cuando agarraba la pelota: “algún caño hacía, soy de jugar más para el equipo, pero si tenía la posibilidad alguno hacía (risas)”.

Igualmente, no se le hizo tan fácil hacerse un lugar “de chica no tenía muchas posibilidades de jugar”. Sin embargo, el apoyo de los entrenadores hizo que “de a poco me fui ganando el puesto”.

Su crecimiento se fue dando a pasos agigantados, tan es así que con 13 años ya debutaba en Primera División y en octubre de 2019 tuvo su primera citación a la selección uruguaya. Esta última, es la que “te apoya mucho y te hace crecer individualmente”, lo que la hizo cambiar de equipo y así fue que llegó a Nacional “todavía no debuté, pero ya se dará la oportunidad”.

Foto: @cndeffemenino

Debutar tan chica tiene sus pros y sus contras, como positivo tiene la maduración de la futbolista, pero al jugar en una categoría grande “trataba de no ir al mano a mano, ni pechar porque sabía que en eso no iba a sacar ventaja, sin embargo, aprovechaba la velocidad”.

Así fue, que con apenas 15 años en el 2021 fue la goleadora de su equipo, San Jacinto Rentistas, en el torneo de Segunda División “se intentó ascender, pero no se logró, principalmente porque éramos un club muy joven”, haciendo referencia a que su club tenía un promedio de edad que rondaba los 18, 19 años.

De la misma forma que enaltece la labor de sus entrenadores en Vida Nueva, también lo hace con Michael Sorano, D.T. de San Jacinto Rentistas, “me dio la oportunidad y las herramientas para crecer”. Es así, que quiso devolverle algo de lo mucho que le dieron a ella y en el pasado mes de febrero, donó al club chapas para la construcción de vestuarios y baños en el complejo deportivo que están realizando.

Como se dijo anteriormente, su vida se divide entre el fútbol y el estudio, “es una responsabilidad, tenes que estar enfocada en las dos cosas”. Es por esto, que actualmente se encuentra realizando 5to. Humanístico, pero asegura “todavía no sé qué voy a hacer”, aunque le gustaría estar relacionada al fútbol como “técnica o algo así”.

“Con la selección se me complicó un poco, si bien perdí algunas clases, los profesores me ayudaron mucho” haciendo referencia a las clases que perdió este año debido a la Conmebol sub 17 y las del año pasado cuando entrenaba con la selección.

Pero, todo esfuerzo tiene su recompensa, “cumplí un sueño” es su expresión al referirse a jugar con la selección uruguaya sub 17. “Fui parte y di todo por la camiseta que tantos quieren y yo tuve el privilegio de poder representarla”.

Isabela, si bien había jugado amistosos ante Brasil y Paraguay, tuvo su debut en el segundo encuentro de la Conmebol sub 17, fue ante Ecuador “estaba muy emocionada, se me caían las lágrimas porque es un orgullo representar al país”.

El objetivo no se logró, que era clasificar al Mundial de India 2022, sin embargo, “el equipo estuvo muy bien, en algunos partidos no tuvimos suerte”. “El trabajo que hizo el cuerpo técnico y todas mis compañeras, era para merecer mucho más”, pero no deja de reconocer que “las rivales también juegan y hay que ser conscientes de eso”.

Sobre sus compañeras, comentó “tienen un nivel increíble” y se detuvo a elogiar a dos principalmente, “me gustó mucho el nivel de Valentina Pereira y Ahelin Piña” resaltando que “dejaron todo en la cancha, fue impresionante la cantidad de kilómetros que recorrieron”. También, hubo elogios para Francesca Ferrari e Ilana Guedes “se mandaron tremendos partidazos y tienen mucho por dar”.

Además de elogiar a sus compañeras, también recordó que a Florencia Bartholomai “le enseñamos todo nuestro idioma “canario” o medio “turro” (risas)”, recordando vivencias de la concentración uruguaya. Florencia, nació en Estados Unidos y jugó la Conmebol sub 17 defendiendo a Uruguay, “es una persona muy buena, tiene tremenda onda”.

“El fútbol siempre nos ha dado un montón de oportunidades, los técnicos que he tenido, el crecimiento que me han dado. Logre un montón de amistades que hasta el día de hoy las tengo. Es lo lindo del fútbol, las amistades, los grupos. Ir a la selección, encontrarte con rivales, compartir y ser amigas de ellas, de eso se trata de estar juntas, de pasarla bien y disfrutar este deporte” es la reflexión final que realizó y que es digna de aplaudir.

marzo 18, 2022

Hay Futuro: Isabela Pérez

[…]
noviembre 10, 2021

Hay Futuro: Conrado Heilmann

[…]
junio 4, 2021

Hay Futuro: Joaquín Lavega

[…]
mayo 18, 2021

Hay Futuro: Francisco Llanes

[…]
mayo 6, 2021

Hay Futuro: Thiago Borbas

[…]
abril 23, 2021

Hay Futuro: Juan Martín Dalbón

[…]
marzo 5, 2021

Hay Futuro: Mateo Ponte

[…]
diciembre 10, 2020

Hay Futuro: Diego Abreu

[…]
agosto 27, 2020

Hay Futuro: Martín Tessadri

[…]
agosto 12, 2020

Hay Futuro: Nacho Bordoli

[…]
julio 30, 2020

Hay Futuro: Alan Rodríguez

[…]