Peñarol reaccionó en el complemento y venció a Larrañaga en el Palacio Peñarol, por la 4° fecha del Torneo Sub23. Tras el encuentro, charlamos con Guillermo Finocchietti, una de las figuras que tuvo el carbonero. 

Sobre las claves para sacar el partido adelante, opinó: “Teníamos que ponernos duros atrás para poder correr la cancha como queríamos. Cuando lo hicimos, se nos generaron más espacios y nos sentimos mucho más cómodos en ataque, fue a partir de eso que logramos revertir la situación”.

Respecto al equipo y la cantidad de jugadores provenientes de otros clubes, dijo: “Se está formando un lindo grupo, tanto adentro como afuera de la cancha. Somos un equipo en construcción aún, seguimos evolucionando paso a paso en todo aspecto. No podemos regalar nada obviamente, estamos muy enfocados en el torneo, pero por suerte afuera también se está formando un lindo grupo, pese a que quizás todavía nos estamos conociendo”.

“La verdad que me estoy sintiendo muy cómodo, la adaptación no me costó tanto como pude pensar en su momento. Sé que cuento con la confianza del cuerpo técnico y mis compañeros, eso es muy importante, pero yo estoy para aportar lo que el equipo necesite de mí”, agregó.

Por otro lado, comparando su actualidad en el aurinegro con su pasado en Olivol Mundial, confesó: “Son estilos de juego bastante diferentes, la verdad. En Olivol tenía bastantes más libertades en ataque, acá es todo más sistemático y eso te lleva a tener que seguir una línea dentro de tu rol para hacer el mejor trabajo posible. Si querés estar en cancha, tenés que hacer las cosas bien. Por suerte creo que todos lo hemos entendido, y se nota a la hora de jugar”.

En cuanto a la baja por lesión de su figura, Nahuel Amichetti, y la manera en la que pueden contrarrestarlo, expresó: “Tenemos que poner un poco más de cada uno, todos. Creo que hoy lo hicimos bien, sobre todo en el segundo tiempo, porque al principio nos costó y se notó bastante su ausencia. De todas formas, sabemos que ahora tenemos a Marcos (Geller) abajo del aro, y que también puede abrirse, así que nos da una mano tremenda. Ya que no está Nahuel, tenemos que poner todo de nosotros para sacarlo adelante”.

“En la segunda mitad cambiamos la intensidad, pero también la cabeza, porque entramos muy nerviosos y apurados. Veníamos de perder con Unión Atlética y sabíamos que había que ganar este partido sí o sí, porque es un torneo corto y no te da lugar a reprocharte derrotas ni nada. Sabemos que ahora vamos a tener tres partidos de visitantes, que van a ser claves para lograr lo que queremos este año, y nos estamos aprontando para eso”, continuó diciendo el perimetral oriundo de Millán y Sitio Grande.

“Nuestro primer objetivo es meternos entre los primeros dos para avanzar a semifinales, y después claramente ir por el título, pero primero hay que pasar esta fase. Creo que tenemos el equipo como para lograrlo, nos sentimos cómodos entre todos y estamos muy confiados”, concluyó.

octubre 30, 2020

“No hay tiempo para reprocharse derrotas”

[…]