Guillermo Burgueño fue el conductor de Urupan hacia el título del Torneo U21 Serie 3. En medio a los festejos, conversó con Salimo’.

En el inicio, dio sus primeras sensaciones tras colgarse la medalla: “Mucha alegría, venimos trabajando todo el año. Somos más chicos que U21 la mayoría y eso nos gusta más. Jugar contra gente más grande nos hace mejores a nosotros”.

“Pensé que ellos iban a venir más fuerte, pero se dio así el partido. Los dos juegos en la temporada habían sido parejos”, dijo en referencia a un partido que el pandense marcó y controló desde el inicio.

A la hora de hablar de las claves para la consagración, explicó: “La defensa siempre nos dio de comer y adelante somos generosos. Nos pasamos la bola y así salimos campeones”.

Presentándose de sí mismo, contó: “Soy 2002, juego de base. Trato de ser el base más puro que pueda, asistir, jugar para los compañeros y si estoy encendido sé que tengo la confianza para tirarla”

“Es donde me siento más cómodo, haciendo jugar a los compañeros. No tanto anotar, pero sí generar para los demás, que ellos embocan y a mí me suman asistencias”, continuó diciendo el Chino, que aclaró: “Si me dejan sé que puedo anotar, pero prefiero seguir asistiendo”.

Burgueño también expresó qué significa la institución en su vida: “Urupan es mi segunda casa prácticamente, pasamos seis horas dentro del club, estamos todo el día ahí. Fue donde hicimos vínculos de amistad y donde más tiempo pasamos”.

Para terminar, se refirió a sus próximos objetivos en el básquet: “Ahora mejorar, meter gimnasio. Cuando todos estén descansando entrenar y entrenar, para ver si el año que viene puedo jugar en primera en algún lado, o seguir mejorando acá en el club”.

diciembre 13, 2021

“Urupan es mi segunda casa”

[…]