Edgar Martínez le dio la victoria a La Luz en el último minuto ante Cerro para que el Merengue de Aires Puros finalice con puntaje ideal el Torneo Competencia. Tras el juego, en una emotiva nota, habló con nosotros.

El referente del equipo que llegó este año procedente de la ‘C’ comenzó hablando sobre lo que ha generado el verdiblanco al llegar a la Segunda División, con una sorpresiva campaña: “Para muchos es sorpresiva la campaña porque es un equipo que viene de la Primera División Amateur. Para nosotros no porque nos preparamos para esto. Sabíamos que con la buena base que ya venía del año pasado, sumado a la gente que llegó, sabíamos que íbamos a apuntar bien arriba. Después, el campeonato te va marcando con los resultados, cómo y hasta dónde podés llegar, pero obviamente que estos cinco partidos con triunfos al hilo no son ninguna casualidad. Se nota que hay calidad, que hay trabajo y cuando esas dos cosas coaligan en un grupo, te podés poner cualquier camiseta que en esta categoría te hacés fuerte. Eso es la fortaleza hoy de La Luz”.

Luego, se refirió a los objetivos del club para esta temporada: “Las expectativas son siempre apuntar alto. En esta divisional el objetivo más importante es ascender. Casi que nadie mira el descenso o mantener la categoría, si nosotros hubiéramos arrancado así no estaríamos en el lugar que ocupamos. Entramos a jugar de igual a igual contra todos los rivales y en la cancha que sea. Perder el miedo a la camiseta que tenes enfrente es muy importante”.

Con 43 años y una temporada en el fútbol de Maldonado, Martínez determinó retornar al fútbol profesional y así lo explicó: “La decisión fue un poco tomada cuando llegó la propuesta por parte del cuerpo técnico y Miguel Mesones. Después tuve un tiempo largo para pensarlo, porque recibí la propuesta ni bien se ascendió a Segunda División. Creo que también hay que aprovechar las oportunidades. Te llegan una vez sola, era esa vez decir sí o no al volver o ya dejar definitivamente, porque con 43 años ya no hay más margen de nada. Valoré la propuesta por parte de la gente de La Luz y también por tener una revancha. Sé que para mi hermano en el lugar que esté, estar presente en una cancha iba a significar mucho”, añadió recordando a su hermano Williams Martínez, quien se quitó la vida el año pasado.

También tuvo tiempo de hablar de Racing, el próximo rival, en la final que se disputará el domingo en el Estadio Centenario: “Buscaremos lograr el objetivo que es clasificar ya a los playoff. Después, seguiremos de la misma manera se de o no, sin mirar el colchón de puntos, el rival ni nada. Saldremos a jugar partido a partido con el rival que sea, trabajaremos esos juegos sabiendo que para nosotros no es nisiquiera partido a partido, es minuto a minuto y eso es lo que nos mantiene enfocados. Salimos a jugar ese partido sabiendo lo que se viene por delante y sin pensar en el más allá. Eso nos mantiene los pies en la tierra, obviamente sabiendo que estamos en una posición muy cómoda, pero hoy por hoy no podemos pensar en eso, porque hasta que no tenés el objetivo en tus manos no tenés nada y en muy pocas fechas se te puede diluir todo”.

Por último se refirió al aplauso que le dio parte de la hinchada de Cerro finalizado el partido al plantel de La Luz, y fundamentalmente a él, ya que pese a ser un histórico de Rampla Juniors, su hermano Williams dejó una importante huella en el equipo villero: “No es fácil lograr un reconocimiento en el fútbol por parte de una tribuna rival en este fútbol y más sabiendo de la manera que se dio el resultado. Eso, sumado a mi pasado en Rampla Juniors, me conmueve. Tengo mucha admiración y respeto para ese reconocimiento que sé que de alguna manera es para mi hermano, ni hablar del abrazo que nos dimos con los colegas de Cerro, de los cuales soy amigo de algunos y de otros no, pero sé que nace de un sentimiento genuino y en estas situaciones no existen camisetas ni rivales”.

abril 21, 2022

“Estar presente en una cancha, para mi hermano iba a significar mucho”

[…]