El hombre del final fue Diego Tortajada metiendo el doble que puso a Reducto en los cuartos de final y tras los festejos, charlamos con él.

El hombre del buzzer beater habló de esa última jugada en la que Charquero llega a manotearla amenazando con el robo: “Pensé que la perdíamos. También íbamos empatados, entonces era restar segundos para que no hicieran nada, pero terminé manoteando la pelota. Me quedó en las manos para tirar un gancho y por suerte entró”.

Saliendo de la locura del final,  Diego reconoció errores y fue crítico: “Trabajamos mal el partido, muchas de las cosas que habíamos hablado que teníamos que cortar, no las hicimos. El plan no lo respetamos y nos terminaron anotando jugadores que habíamos hablado que había que parar”. 

“Sentimos que estamos en el debe, pero ahora hay que preparar lo que viene y encararlos como deben ser. Hay que mejorar para llegar de la mejor manera”, fue el análisis final que hizo el interno.

Si bien dijo que estaban en el debe, le preguntamos al Torta por qué creía que Reducto merecía estar en playoffs: “Tenemos un gran grupo que trabaja, entrena a full, le mete para adelante. No se nos habían dado los resultados, pero el trabajo siempre estuvo, entonces tratamos de cambiar la dinámica y por suerte ajustamos en los últimos juegos”.

diciembre 3, 2021

“Me quedó en las manos”

[…]
agosto 19, 2021

Ponete el Casco que se mueve

[…]
enero 11, 2021

La Torta del Prado

[…]