Diego Álvarez, una de las figuras del debut de Olivol Mundial en Liga Uruguaya, conversó con Básquetbol con Pasión tras derrotar a Defensor Sporting.

“Era un partido muy esperado por toda la gente de Olivol, el último partido en El Metro fue hace un año exactamente, aquella final con Urupan. La gente tenía mucha ilusión de jugar esta Liga, hicieron un gran esfuerzo por poner el equipo en cancha, tener tres extranjeros y hasta un cuarto esperando afuera”, comenzó diciendo el base.

Sobre este partido en particular, analizó: “Sabíamos que si nos aplicábamos al plan de juego los podíamos complicar y llevarnos el partido. Es un grupo divino, Olivol es una familia y la gente pudo disfrutar de este triunfo”.

“Ellos no contaban con Damián Tintorelli que es un jugador determinante, había que atacar los pick and roll a Alessio, desgastarlo porque era el único interno que tenían. Pedro (Ianguas) no sabíamos cómo iba a adaptarse, pero se fajó y lastimó también”, continuó diciendo sobre las claves de la victoria..

“No sé si en defensa es tan vistoso, pero son 2.10, levanta los brazos e intimida. No tiene que hacer tanto desgaste de subir ni esperar arriba, sino plantarse abajo, eso ya para nosotros es un montón”, profundizó sobre el rendimiento del interno brasileño. 

Al respecto del estilo de juego que busca el mundialista, expresó: “Defensa intensa, correr para todos lados, dar el máximo y en ataque fluir, tenemos jugadores con buena mano. Confiamos en el equipo, en que podemos ser competitivos, podemos perder pero dejando todo”.

“Desde que llegó Gonzalo (Fernández) me dio la confianza de que soy tirador, tengo que tirar. El equipo también me da esa confianza, lo tomo como una responsabilidad, es algo que me gusta” contó sobre su rol en el equipo.

Continuando con lo personal, dijo: “Vuelvo a jugar Liga luego de tres temporadas, quiero demostrar que pueden confiar en mí para ser su base. Lo estoy disfrutando, es el comienzo nomás pero es importante empezar ganando”.

Diego también habló sobre la vuelta de los hinchas a la tribuna: “Volver a sentir el apoyo de la gente es muy importante. El año pasado fue sin público y la gente se hacía sentir cuando veníamos a la cantina. La fiesta del ascenso fue espectacular. La gente de Olivol es maravillosa, hoy vino mucha gente, si no fuera por cada uno de ellos que pone su granito de arena el equipo no estaría compitiendo”.

“Es importante para ellos sentir esa presión de tener que andar bien para poder estar”, terminó diciendo acerca de la particularidad de tener cuatro foráneos.

octubre 27, 2021

“La gente de Olivol es maravillosa”

[…]
septiembre 27, 2021

“Todavía no ganamos nada”

[…]
julio 29, 2021

Pulga Mundial

[…]
abril 25, 2021

Pequeño cambio

[…]
abril 12, 2021

Quiero, ¿vale cuatro?

[…]
octubre 25, 2020

Voces del Ascenso

[…]
agosto 22, 2020

“En un torneo sin descensos hay que pelear por el ascenso”