Yale se consagró campeón de la Copa de Bronce de la Liga Femenina y entre los festejos charlamos con su entrenador y algunas de las jugadoras campeonas.

Mariana Lema:

"El grupo es mucho más sólido dentro y fuera de la cancha"

“Perseverante” fue la palabra que usó Mariana para definir al equipo, “porque más allá de haber sido muy irregulares durante todo el año, pudimos cerrarlo de forma positiva”.

Profundizando en el tema, Lema dijo: “Creo que más allá de los resultados pudimos crecer deportivamente, las chicas han mejorado un montón y cada vez más están más preparadas para tener más y mejores minutos”.

“Las bajas de las extranjeras y de algunas compañeras hicieron que en plena temporada tuviésemos que reestructurarnos. Sin duda nos costó y mucho, pero hoy terminando el torneo puedo afirmar que el grupo es mucho más sólido dentro y fuera de la cancha”, acotó sobre las adversidades y lo positivo de ello.

Cinthia Mott:

"La propuesta de Yale es diferente, apuesta a las pibas"

El arranque del torneo fue lo que más complicó a Yale de cara a la definición, pero la número 23 lo vio más como una oportunidad: “Creo que me permitió crecer mucho a nivel personal y deportivo, más que nada por el nivel de competencia que tuvimos al inicio del torneo, pienso que nos potenció mucho a todas y nos ayudó a subir el nivel. Siento que me permitió poder avanzar a nivel deportivo, pude mejorar y este torneo que es con gente más grande, con mucha más experiencia, te deja muchas más enseñanzas que por ejemplo, formativas”.

La institución atraviesa su segundo año de competencia, con mucho crecimiento colectivo, individual y cada vez más nombres prometedores. Ante esto, Cinthia dijo: “Me parece que la iniciativa que tiene Yale es diferente, que tiene ganas de apostar a las pibas del club y nos da el espacio y el lugar. Claramente tenemos las fichas mayores, pero por suerte son jugadoras que están dispuestas a ayudarnos y entender nuestro rol y el suyo. En cuanto a la institución, estoy más que contenta y cómoda, al femenino le dan el espacio y es un ambiente más que cómodo”.

Sus metas personales fueron el último tema de conversación: “Objetivos personales tengo más que nada poder mejorar, cómo siempre intentar eso y si se puede, siempre aportar algo al equipo, desde el lugar que sea. Creo que ese es mi rol, ayudar y aportar desde lo que sé y puedo dar, y es un poco lo que tengo pensado seguir haciendo”.

Rodrigo Briñón:

"El objetivo sigue siendo el mismo y es la formación de las jugadoras"

A minutos de haber terminado la temporada, este fue el análisis del entrenador, que además, ya tiene la vista en un 2022 fructífero y de progreso: “Fue un año raro, porque empezamos el torneo con ciertas intenciones y plantel, que tuvimos que ir modificando. La baja de Luciana (Chagas) fue importante, el cambio de extranjera, más allá de que la China (Lara) vino y sumó un montón, también cuesta incorporarla”.

“El objetivo va a seguir siendo el mismo: la formación de ellas, pero creo que el año que viene tenemos que empezar a dar el paso al resultado, que es importante para el crecimiento”, dijo sobre el año que se viene.

Sin duda una de esas marcas institucionales fue la formación y oportunidades para jovenes promesas. Briñón habló un poco de lo que podemos esperar pensando en el 2022: “Sofi Risso estuvo lesionada en el medio y se perdió varios partidos, pero la tuvimos en cuenta. Creemos que la tenemos que hacer crecer. El año que viene se suman dos U14 más que van a poder jugar y tenemos que tirarlas para adentro, porque el objetivo sigue siendo ese, acompañarlas y cuidarlas en su crecimiento”.

Al finalizar, Rodrigo recalcó la importancia del torneo y el reconocimiento con la Copa de Bronce: “Estamos conformes, no le sacamos valor a lo que logramos. Más allá de que sea bronce, yo creo que logramos estar en el dialogo y la conversación del torneo. No podemos olvidarnos que es el segundo año de Yale en el femenino, con jugadoras a las que todavía les falta la experiencia y los años para mejorar y estar unos escaloncitos arriba”.

diciembre 16, 2021

Voces de Bronce

[…]
octubre 26, 2020

“Hice lo imposible para que no tocara la pelota”

[…]