Santiago “Pulpo” Wohlwend, base campeón el Metro pasado y número “1” de la fase regular este año, cuenta la extraña historia de su apodo, bastante distinta a la que muchos esperan o imaginan.

A la hora de intentar explicar el origen de su apodo, contó: “Fue una especie de metamorfosis del apellido que tuvo varios cambios hasta llegar al que es hoy. Algunos amigos del barrio tienen ingenio de sobra, fue un poco por ahí”.

“Todo nace porque eran fechas donde hacía frío, entonces salía siempre de gorro, y como justo era un gorro que tenía un pompón arriba, mi apellido primero se cambió a ‘Pompen’ por ser parecido en la pronunciación y después de ahí para que pase a ‘pulpo’ no pasaron más que un par de semanas”, resumió Santiago.

Diego Dasque entrevistando al Pulpo, con el famoso gorro con pompón

Uno de esos amigos con que se juntaban en la Plaza Barbieri es el colega Diego Dasque, relator de Básquetbol con Pasión, quién profundizó en cómo fue ese proceso: “Varios de los gurises con los que nos juntamos siempre en la plaza hablan medio raro, en el sentido que les cambian la acentuación a las palabras, la fonética”, y a esto se juntó un apellido particular: “Como era complicado le decíamos cualquier cosa”.

“Santi Volven, Santi Wolwen, siempre le cambiaban el apellido, y cuando empezó a usar ese gorro, que lo usaba bastante seguido, pasó a ser ‘Pompen’ por el pompón que tenía” contó Dasque, que siguió con la parte de la historia que nos faltaba: “Un día cae un amigo que no se juntaba tanto con nosotros ahí, y en vez de ‘Pompen’ le encajó ‘Polpen’… y era le época que estaba de moda el “Pulpo Paul” y aunque nos tentamos y quisimos corregirle cómo era, alguien tiró ‘Pulpo Polpen’… y a partir de ahí empezó a ser Pulpo para todo el mundo”.

El Pulpo también recuerda ese momento: “Fue una situación graciosa cuando tiraron ‘pulpo’ por primera vez, creo que nadie de los que estaba ahí se la esperaba y un par estallaron de risa”.

“La verdad éramos muchos y una vez que uno la tiro todos se colgaron y bueno quedó”, dijo el oriundo de Goes que actualmente defiende a Urupan. De cualquier forma, no escondió su sorpresa: “La verdad que no fue algo que me molestó, pero si sonaba raro porque el que no estaba en ese momento no entendía el porqué del apodo”.

Para terminar, expresó: “En el barrio respondo solo por Pulpo, y en la cancha algún compañero que otro me llama así también, depende el contexto también que va a depender cómo me llamen”.

octubre 8, 2020

Llamame Pulpo

[…]
agosto 26, 2020

Llamame Tortu

[…]
agosto 4, 2020

Llamame Baldosa

[…]
julio 29, 2020

Llamame Pitu

[…]