Capurro es finalista de la Copa de Bronce y en lo que para ella fue “el partido de su vida”, charlamos con Agustina Acosta.

Cambiando mucho la imagen de lo que fue el juego 1 en el que ganaron por mínima, esta vez derrotaron cómodamente a Montevideo y la jugadora analizó una de las diferencias: “Hoy estábamos todas prácticamente. El sábado hubo muchas que no pudimos venir por laburo, entonces creo que eso también ayuda, porque teniendo un plantel corto las chiquilinas se desgastan mucho. Hoy estando todas había más recambio y llegamos más descansadas al final”.

“Lo que quisimos hacer fue bajar las perdidas, que la mayoría son de pases y lo que vinimos a hacer fueron pases fuertes, que si se perdía, fuera afuera de la cancha y no con tiros cortos que ellas pudieran recuperar y correr. Lo otro fue jugar sobre los 24. Si bien no estamos acostumbradas y tiramos decisiones apresuradas, lo hicimos bien”, expresó Acosta, profundizando más en lo que fueron los cambios tácticos.

Otro de los cambios del equipo fue la baja de Camila Palomeque en la pintura y la perimetral nos explicó que fue lo que buscaron: “La idea fue que las chicas estuviéramos fuertes, para que las de abajo no se cargaran tanto”.

Ingresando desde el banco, Agustina aportó su tradicional cuota defensiva, pero cuando la agarró en ataque, la quemó. Cuando le consultamos si este había sido su mejor partido del torneo ella dijo entre risas: “De toda la vida creo” y luego explicó: “No soy una jugadora que ataca prácticamente, defiendo nomás. Hoy se dio y bienvenido sea. Me tenía confianza, es la verdad. En las prácticas me tengo confianza, pero en los partidos me cuesta porque me pongo un poco nerviosa”.

noviembre 17, 2021

“Creo que fue el mejor partido de mi vida”

[…]
abril 21, 2021

La vida misma: Agustina Acosta

[…]