Tras el puntazo de Aguada sobre Yale, hablamos con su técnico Adrián Infantini sobre el progreso del equipo, y la visión que tiene sobre los minutos de tiempo.

ESTADÍSTICAS DEL EQUIPO

55 rebotes, 15 asistencias, 14 puntos desde el banco.

CALIFICACIÓN SALIMO’

3.5/5

El técnico aguatero analizó el partido y las claves para el triunfo: “Lo principal estuvo en defensa. El scouting lo hicimos basado en el ataque de ellas, que es mediante la argentina. Tratamos que generara lo menos posible, y por momentos pudimos cerrarla bien, por otros nos complicó. Logramos buenas rotaciones defensivas y también se llenó de faltas ella y tuvo que salir, nos ayudó mucho eso, y pudimos sacar la diferencia”.

El rojiverde ha ido de menos a más en este campeonato, y Adrián nos dio los motivos: “Somos un equipo totalmente nuevo, arrancamos el campeonato con mucha incertidumbre. Sumamos a Diamond (Richardson), que venía de jugar otro básquet. Nosotros nos tuvimos que adaptar a ella, y ella a nosotros. La primera rueda nos tomamos como objetivo ser lo más competitivos posible y no pudimos. En la segunda, con otro trabajo hecho y Luciana (Chagas) también más acoplada pudimos arrimarnos: A Defensor nos pusimos a ocho puntos en el tercer cuarto, por ejemplo, y al único que no pudimos hacerle partido fue a Hebraica”.

“El objetivo era que las nacionales crezcan, en base a la extranjera, y Luciana. Sabíamos que todo el laburo que veníamos haciendo era para esta parte del campeonato, y alcanzar la Copa de Plata” acotó.

Sobre sus referentes y refuerzos, primero se refirió al aporte que Luciana Chagas le viene haciendo al equipo: “Ella es sumamente intensa en defensa desde el arranque. Teníamos serios problemas de comunicación en cancha, pero Luciana habla todo el tiempo y es la que contagia, hemos ido solucionando eso”.

“En ataque aprendieron a entender más el juego con Diamond. Ya no la tiran en cuanto pueden, sino que la buscan, o a otra compañera más libre”, continuó diciendo, refiriéndose esta vez a Richardson.

Es excelente como técnico y como persona. Ni hablar de su compromiso y responsabilidad para con nosotras, siempre al firme en todos los entrenamientos, a cualquier hora y cualquier día. Nos da para adelante en todo momento desde las críticas constructivas para poder dar lo mejor adentro de la cancha. Valoro mucho su actitud y perseverancia. Y también, cuando nos tiene que pegar algún grito y ponerse firme claro que lo hace.

Melanie Komarek, jugadora

Los minutos de tiempo

A lo largo del campeonato ha sorprendido que Adrián no pide tiempos muertos, o casi ninguno. Al consultarle, esto nos dijo: “Intento que ellas jueguen y fluyan. A veces pedís un minuto y es peor lo que les hablas, o ya llegan al banco con malas caras y tampoco está bueno generar ese ambiente”.

“Trato de ir corrigiendo durante el juego, y que ellas mismas se den cuenta de los errores”, agregó.

Al terminar confesó que: “Me han comentado mucho que me como los minutos, pero de a poco también es experiencia para mi, e ir aprendiendo”.

¿Por qué él?

Encontró la manera de romper el cuadrado-1 que tanto la da a Yale. Luego de eso también logró sacar a Agustina García del juego, de la mano de doblegarla en defensa cada vez que encaraba al aro, y de atacarla en múltiples ocasiones buscando la falta.

A lo largo del torneo el equipo se ha ido complementando más y cada una ha tomado su rol. Al alcanzar esto los resultados han llegado, pero también se nota en la cancha cómo el equipo fluye.

noviembre 23, 2020

“El objetivo siempre fue que las nacionales se potencien”

[…]