Maximiliano Viera, actual director técnico de Progreso, habló sobre la primera victoria que el equipo gaucho obtuvo ante Sud América después de siete fechas consecutivas sin ganar.

En primera instancia indicó: “es una caricia al alma para la institución, para los jugadores, para mí, para mi familia, porque habíamos estado cerca de ganar en el segundo tiempo con Cerrito que demostró ser un equipo difícil, habíamos jugado de igual a igual a Cerro Largo, equipos que vienen trabajando hace mucho tiempo. Merecíamos haber hecho dos o tres goles en el primer tiempo contra Deportivo Maldonado y se nos anuló un gol totalmente lícito. El otro día creo que era una situación de conocimiento mutuo, yo tuve la satisfacción de haber ascendido como jugador y como entrenador en Sud América y habían ocho titulares en el equipo de ellos de los cuales me conocían bien y yo los conocía bien a ellos. Se planteó el partido como para que fuera un quiebre para la institución, para todos nosotros, y por suerte se nos dio en el primer tiempo. Sabiendo que Sud América, teniendo buenos jugadores y estando bien dirigidos, siendo jugadores que no dan pelotas o resultados por perdidos, se iban a venir y de tal forma lo hicieron, un poco con los errores que cometimos nosotros, por las distracciones que tuvimos y sobre eso trabajaremos para afrontar el próximo partido”.

Mencionó el aumento de nivel de Progreso, donde empató ante Cerro Largo, ante Deportivo Maldonado (donde se le anuló un gol a Gustavo Alles de forma errónea) y le ganó a Sud América. Se le consultó si este triunfo fue respecto a que él conocía a este equipo y marcó que: “son hipótesis, también el 2 a 0 en el fútbol aunque a uno le guste ganar 2 a 0 es un resultado complicado. Si nos hubiésemos puesto nosotros 2 a 0 contra Deportivo Maldonado hubiésemos jugado contra un gran equipo que lo ha demostrado. El viento cambió tremendamente, ellos tienen un excelente equipo, lo demostraron el otro día contra Torque, en muchos minutos contra Peñarol, pero creo que también hubiésemos sido diferentes”.

A su vez destacó el foco de infectados por COVID-19 en el equipo del Gaucho del Pantanoso: “Tuvimos la desgracia de que algunos se enfermen de COVID, fue duro porque aquel que se recuperó demoró un mes en poder volver a entrenar con la capacidad pulmonar que necesita un jugador de fútbol. Todo lo que era la prevención de las lesiones. Uno no es que vuelve del COVID y ya puede entrar, te afecta anímicamente, te preocupas, pueden venir casos de lesión porque todo lo que se sabe del COVID es todo nuevo. Hemos visto que muchos de los jugadores que inclusive se han dado las vacunas, también ellos se sintieron un poco mal para entrenar, tuvieron que dejar de entrenar, entonces a Progreso fue realmente uno de los equipos que más sufrió este momento de COVID. Para nosotros poder poner en campo un determinado equipo, con determinadas características, con los jugadores que íbamos a enfrentar, nunca pudimos tener el equipo completo. El otro día muchos de ellos que eran titulares tuvieron que ir al banco porque estuvieron una semana aislados y sigo teniendo nueve jugadores muy importantes que están enfermos”.

Más allá de los jugadores que están fuera por el COVID, Maximiliano Viera se refirió acerca de las bajas que tuvo el plantel, donde piezas fundamentales partieron del equipo. “Jugadores como Esteban González, Viega, que se fueron para Rentistas, para Liverpool, el Pato Peraza, Platero, Alex Silva, Loffreda que está haciendo una muy buena campaña en Liverpool. Recién nosotros el 10 de abril fue cuando empezamos la pretemporada, te estoy hablando de que no hemos trabajado casi 3 meses. Sabemos que el fútbol es resultados, que hay poca paciencia, que no hemos aprendido de otros lugares donde se deja trabajar, por el bien del club, por el bien del jugador. Creo que los resultados van a venir cada vez que uno se sienta con menos presión y que escuchen menos al hincha que es resultadista. En este caso, yo decidí venir a Progreso sabiendo que Progreso entiende la situación de la institución, con los jugadores que tenemos, a qué apuntamos y poder forjar un futuro por el club”.

Después de resaltar esto, Viera marcó el apoyo que recibe desde la dirigencia del club, y resaltó la situación en la que Progreso se encuentra ahora: “Creo que todos tenemos un grado de culpa, entre paréntesis, de que Progreso se encuentre en esta situación. Cuando yo vine el año pasado Progreso hacía mucho que no conseguía un resultado positivo y enseguida empezamos a hacer goles, tuvimos cuatro partidos que hicimos 3 goles, sacamos el equipo anímicamente. Lógicamente el que está en el fútbol entiende que van pocos partidos, que nosotros no pudimos hacer fútbol durante la pretemporada, ni tener partidos amistosos porque teníamos a todos con COVID, muchos jugadores que habían estado 6 meses sin jugar porque venían de la B, que habían tenido problemas de lesiones o de haberse recargado los músculos. Pero el fútbol es así, y uno dentro del fútbol tiene que tener las cosas un poco más claras que el hincha, que uno lo entiende. Pero hay cosas que son injustas y nosotros sabemos que el fútbol en nuestro país es injusto porque aquel que arranca bien termina mal, y aquel que arrancó mal termina bien. Acá hay que pasar raya al final de cada temporada. Hoy si terminara el campeonato nosotros estaríamos fuera de la zona del descenso, que sería uno de los objetivos, el mínimo, para lo que nos planteamos nosotros, que es salvarse del descenso como última instancia. Las metas pueden ser A, B, C y D. Hoy en día la mínima es no descender. No fuimos nosotros, no fue este grupo de muchachos, que si, a pesar de que todos tenemos algo que ver, no fuimos expresamente nosotros los que pusimos a Progreso en esta situación”.

Para la décima fecha Progreso se enfrentará ante Plaza Colonia de local en el Estadio Abraham Paladino. El patablanca es uno de los rivales que viene como puntero en el Torneo Apertura realizando una buena campaña y el técnico Maximiliano Viera se refirió a cómo se está preparando el equipo de cara a uno de los rivales más potentes del Campeonato: “Con el mismo respeto, mirando sus virtudes y donde uno puede sacar provecho para el resultado que buscamos que es siempre ganar. Por supuesto que dependeremos también del clima, de las canchas pesadas, de si tenemos que ir a un fútbol 5 para poder salvaguardar al jugador de que no se enferme. No estamos para perder a nadie nosotros hoy en día, apenas podemos ir completando el banco, pero siempre con el respeto que se merece, a nosotros nos tocó jugar con los equipos que vienen arriba, y ahora nos toca volver a jugar contra un equipo que ha sido la revelación, que está muy bien dirigido, que tiene jugadores que hace tiempo vienen jugando juntos, un equipo que sabe a lo que juega, que tiene su libreto bien definido, y nosotros vamos encontrando partido a partido, como dije anteriormente sin poder haber hecho fútbol durante la pretemporada que es donde uno aceita la maquinaria. De no ser también dependiente de aquellos jugadores que se fueron, que no los tenés, y las cosas llevan un poco de tiempo. Los jugadores se tienen que ir conociendo, nosotros tampoco hemos podido irnos conociendo muy bien porque nunca hemos podido tener los mismos 11 o los mismos muchachos que vienen desde el banco, hemos subido jugadores de inferiores y también jugadores que han llegado de las inferiores que se encuentran con un mundo nuevo, de poder tener pelotas, de poder tener chalecos de diferentes colores, un lugar donde entrenar. La gente se olvida que no es poner un jugador de fútbol y que logre el resultado, es un proceso de poder entrar en canchas buenas, de poder tener el entrenamiento adecuado, de poder tener comidas adecuadas, de poder tener un nutricionista, podólogo, psicólogos. Hoy en día se le exige a muchos jóvenes y uno tiene que darles el proceso necesario y los clubes como Progreso se tienen que basar en poder trabajar en inferiores para poder sacar jugadores para poder venderlos. No es fácil sacar jugadores y venderlos de un día para el otro.”

Concluyó la nota con un mensaje hacia la hinchada gaucha: “nosotros seguimos intentando de poder ayudar al club, que la gente también se olvida que Progreso estuvo 25 años jugando en Primera División, ha estado en 50 temporadas en la B y el resto ha estado en la C. Entonces aquel que es hincha de Progreso tiene que saber cuál es la cultura del club y cuál es la historia del club. No exigir cosas que no se deben exigir, y sino tener la paciencia para un día decir realmente Progreso todos los años se mete en la Copa Libertadores o se ha metido en la Sudamericana. Acá para ser un hincha de un club hay que conocer su historia.”

julio 1, 2021

“Es una caricia al alma”

[…]
junio 21, 2021

“Sabemos muy bien lo que estamos haciendo”

[…]
junio 18, 2021

“Este es un torneo diferente”

[…]
junio 16, 2021

“Amo a Peñarol, pero estar en la selección es un sueño”

[…]
abril 22, 2021

Cerrito: En nombre del barrio

[…]
abril 2, 2021

Progreso hacia el Bicho Colorado

[…]
marzo 21, 2021

Cambia, todo cambia

[…]
marzo 19, 2021

Finalistas de Cali-dad

[…]
marzo 9, 2021

A un partido de la ilusión

[…]
diciembre 5, 2020

El negriazul acuchilló al Gaucho

[…]
noviembre 23, 2020

Bohemio gaucho

[…]
octubre 24, 2020

Al gaucho no le dio la pata

[…]
octubre 10, 2020

PArezo te traje

[…]
septiembre 29, 2020

Última bala

[…]
septiembre 7, 2020

Volvieron al ruedo

[…]