Vení para acá

Malvín le ganó como local a Urunday Universitario en la última pelota del partido y lo alcanzó en la tabla de posiciones con 21 unidades.

Tremendo ambiente en el Canil de Malvín para una disputa entre estudiosos y playeros que encontraba a los locales extrañamente necesitados de una victoria luego de lo que fue la derrota ante Nacional en Tacurarembó. Urunday, por su parte, llegaba con un punto de ventaja sobre la playa en los puestos de arriba de la tabla.

Malvín abrió mejor el encuentro que su rival y puso un siete a cero rápido para marcar la cancha. Los de Pablo López movían bien la pelota en el perímetro y marcaban mejor que su contrincante, y hasta dominaban el poste bajo en los primeros tres minutos.

Hector Da Prá pidió minuto de tiempo y reorganizó la defensa, pero sobre todo el ataque. Gracias al aporte de Lee, y de Zubiaurre, el verde convirtió 15 puntos en cinco minutos para pasar a ganar 15-13. Una buena jugada personal del griego malvinense, Lampropoulos, hizo que nos fuéramos al primer descanso con igualdad.

El segundo chico fue de trámite parejo hasta que apareció el extranjero Glover para permitirle al local abrir seis de renta a falta de un minuto. Cuando parecía que el dueño de casa tenía el trámite bajo control, apareció Brown para el estudioso y achicó la ventaja a dos puntos: 35-33.

El segundo tiempo arrancó con un Malvín muy fino en ataque e intenso en defensa. Gracias a un Mazzarino letal en los primeros tres minutos y cuarto, el azul abrió 10 de renta y los usó para manejar de principio a fin el tercer parcial ante un rival que no encontró nunca respuestas para intentar achicar la diferencia. Los 10 puntos convertidos en este cuarto por Emilio Taboada mantenían en partido a los de Da Prá, que de igual forma se fueron 13 abajo al último descanso: 61-48.

Los de Pablo López, que le dio ingreso a Thiago Metzger, abrieron con triple de este último el último chico. Sumado a eso, Hatila puso dos libres para que la playa sacara la máxima de 18. A falta de 8 minutos, todos en Avenida Legrand pensábamos que el partido estaba liquidado. Sin embargo, Urunday tenía otros planes.

Da Prá cambió la defensa a presión en toda la cancha y en virtud de la combinación de sus tres extranjeros, que metieron absolutamente todo lo que tiraron, el estudioso metió un 15-2 muy rápido para cambiar radicalmente el trámite del partido.

Si bien Malvín nunca más se sintió cómodo en ataque, ni era tan compacto en defensa, logró manejar el encuentro con entre tres y siete puntos de ventaja hasta entrado el minuto final. Sin embargo, a falta de 23 segundos, Emilio Taboada tomó la responsabilidad y encestó un triple largo con la marca encima para igualar el encuentro y hacer explotar la tribuna visitante.

De igual manera, desafortunadamente para los del Prado por el esfuerzo que hicieron en el cuarto de cierre, el playero se llevó el triunfo gracias a un doble increíble del MVP 2017-2018, Marcel Souberbielle en el último segundo del partido. El alero recibió la pelota sobre un costado y sufrió una tapa de Brown, pero en el rebote y prácticamente sin ángulo encestó un tiro casi imposible para regalarle un agónico triunfo a la parcialidad campeona que volvió a llenar su escenario.

La figura del ganador fue el exwelcome Shawn Glover con 21 unidades, y seis rebotes, aunque el goleador del encuentro fue el extranjero de Urunday, Lee, que anotó 22 puntos, bajó siete rebotes, y puso un bloqueo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *