Seguimos conociendo las historias detrás de esos apodos que son más conocidos que el nombre en sí. Sebastián “Baldosa” Ottonello y este particular apodo, contado por los responsables.

Cuando tenía apenas 11 o 12 años, Seba “estaba siempre en la calle, en la vereda”, y un amigo fue quien le dijo que parecía una baldosa. “Marcó un antes y un después” contó entre risas, mientras apuntaba a Joaquín Bachino como el “culpable” de este apodo.

Como no podía ser de otra manera, Salimo’ fue tras la palabra de Bachino para tener más detalles: “Nosotros nos conocemos del barrio desde chiquitos, pasábamos siempre jugando porque él vivía a un par de cuadras y se arrimaba a la casa de la abuela en Ayuí y Anzani. Jugábamos todo el día en la calle”.

Joaquín, quien actualmente es entrenador de básquetbol, recuerda con precisión el momento en el cual bautizó a su amigo: “Estábamos tomando un jugo después de jugar a la pelota, en la puerta del almacen, y yo le dije que era como una baldosa porque estaba todo el tiempo en la calle”. Matteo Aspirot, jugador de Miramar, también compartió ese momento.

Foto: Joaquín Bachino

Ottonello siguió contando cómo se hizo rápidamente popular su apodo: “Empezó como broma y cuando me quise acordar gente que no conocía o no tenía tanta confianza me decía ‘Baldo’. Hoy día hasta los entrenadores me llaman así”.

Al hablar de si responde más a los llamados como Sebastián o Baldosa, respondió: “La gran mayoría de amigos y compañeros me dicen ‘Baldo’, así que Baldosa”. A su vez dejó su opinión sobre el apodo: “No sé si me gusta o no, pero destaco su originalidad”.

Además de acortar el apodo a ‘Baldo’, otro aspecto llamativo es que también “lo han deformado bastante”, por lo cual no es raro que sea llamado ‘azulejo’, ‘cerámica’, ‘balde’, ‘baldobeat’, ‘baldoking’, ‘baldonchas’ o ‘baldomir’, entre otros.

“Es muy gracioso que hoy en día sea más reconocido por su apodo, porque él siempre lo dijo desde chiquito” aportó su amigo, quien nos contó prácticamente una premonición de Sebastián que cumplimos en esta sección, cuando le dijo: “Un día va a venir un periodista a preguntarte y vas a tener que contar la historia del apodo, y unos años después se dio”.

“Es muy gratificante ver que en todos lados lo nombran como lo hacíamos en el barrio, y ni te digo verlo jugando como juega y siguiendo su sueño”, terminó reflexionando Joaquín Bachino, orgulloso por el crecimiento de su amigo Baldosa.

agosto 4, 2020

Llamame Baldosa

[…]