Llega una nueva entrega de hombres de mundo en la cual conoceremos más a fondo a Zygimantas Riauka, el lituano más uruguayo de todos.

Hasta su casa allí en el barrio Colón nos fuimos para hablar con el popular ‘Zyggi’, quien si bien nació en Klaipeda, Lituania, vivió prácticamente toda su infancia en Chicago: “cuando tenía 8 años y medio nos mudamos a Estados Unidos con mis padres”. El básquetbol es algo que lo acompaña desde muy chico y a pesar de estar lejos de casa, la escuela europea estuvo siempre a su lado: “en Chicago hay una comunidad lituana muy grande, así que yo iba los sábados a entrenar con entrenadores lituanos por lo que siempre jugué un básquetbol más europeo”.

Ya desde joven Riauka fue un pívot definido, pero eso no le impidió desarrollar aspectos del juego que resaltan hasta el día de hoy: “el ser grande no me impidió desarrollar habilidades tales como el pase o el dribbling. Eso es muy del básquetbol lituano, históricamente los internos son capaces de mover el balón y pasar como si fueran bases”.

El Olivar

Previo a su llegada a Uruguay ‘Zyggi’ jugó mucho tiempo en Europa: “estuve dos años en España, jugando por El Olivar y Cáceres ciudad de Básquetbol, un año en Dinamarca defendiendo a FOG Næstved y un año en Alemania en Dragons Rhöndorf”, pero no sólo a nivel de clubes: “jugué con la selección de mi país unos tours en China”. Tras esos cuatro años en Europa llegó al Metro en Miramar de una forma particular: “jugué con Chris Gabriel en Dinamarca, el vino a jugar a Stockolmo y me dijo que era una buena chance para seguir en rodaje. Así que cuando volví a casa empecé a indagar y terminé contactando a alguien por Facebook el cual me depositó en Miramar”.

El lituano recuerda Miramar con mucho cariño, no solo porque fue su primer equipo acá en Uruguay sino por lo que fue la química que logró desarrollar: “era una familia, había una conexión increíble y creo que eso fue lo que terminó dándonos el campeonato. Además todos tirábamos para el mismo lado, nadie buscaba ser la estrella sino que todos queríamos lo mejor para el equipo, realmente extraño a los chicos”.

Cáceres Ciudad del Baloncesto

También recordó lo que fueron esas instancias finales las cuales derivaron en el Miramar campeón: “tuvimos mucha suerte porque a Peñarol le sacaron puntos, ese tiro agónico de Fede (Soto) y las finales fueron momentos imborrables”. Riuaka también nos dio la particular explicación de, a su entender, por qué ellos terminaron siendo campeones: “lo quisimos más que el resto, creo que esa es la explicación a todo”.

Luego de eso se da la llegada a Olimpia, donde tuvo un período de adaptación importante ya que era una liga nueva. Ese período de adaptación llevó un tiempo ya que en la primer parte de la liga le costó hacer y recibió muchas críticas al respecto. Pese a ello Zygimantas fue muy autocrítico al respecto: “perdí la gran mayoría de duelos en el arranque de la Liga, fue muy diferente”. Sin embargo el lituano logró adaptarse con el correr de los partidos y en especial gracias al trabajo extra que realizó con Mario Enrich, asistente técnico olimpista: “Mario fue vital para mi adaptación. Me ayudó a crecer mucho y junto con la confianza que me dio Gerardo (Jauri) fue que pude mejorar y empezar a jugar como debía haberlo hecho antes”.

FOG Naestved

Hoy por hoy y con la Liga detenida Olimpia es el líder de la tabla. Sabiendo que será un cierre de temporada sumamente anormal ‘Zyggi’ se siente confiado de cara a lo que serán los playoffs: “hay un gran equipo, creo que vamos a poder continuar con los mismos jugadores lo que sería una gran ventaja. Tenemos mucha confianza en nosotros mismos y vamos a ir a jugar para salir campeones”.

Pero antes de la definición se viene el Metro, el cual Riauka definió como “el mejor que ha habido”. Le tocará defender la casaca de Sayago, tradicional rival de su actual club de liga, a lo cual le resta importancia ya que “Sayago y Olimpia están trabajando juntos para que yo pueda estar acá”.

Dragons Rhoendorf

En un equipo muy joven ‘Zyggi’ tendrá una labor similar a la de Miramar: “intentaré hacer todo lo que esté a mi alcance para que a Sayago le vaya bien. A su vez quiero que este equipo sea una unidad y crecer todos juntos”.

Siguiendo en la cancha hablamos un poco del G-League International Challenge el cuál le tocó disputar con el Uruguay Elite Team: “fue un honor jugar por ese equipo y medirnos contra enormes jugadores”. Además tuvo unas palabras para el prospecto uruguayo con el que jugó, Santiago Vescovi: “es tremendo jugador. Tiene una gran capacidad de pase, buen tiro, potencia física, juega muy bien desde el pick pero creo que lo que lo hace diferente al resto es que ve el juego de una forma distinta a los demás”.

También se ha hablado de una futura nacionalización, a la que Riauka nos dio su opinión “si sucediera estaría honrado”.

Saliendo un poco del flotante nos contó que hay varias costumbres uruguayas que ya adoptó como propias: “me encanta el asado, y no sólo por lo que es la comida sino el ambiente que se genera y el juntarse con amigos y familia. Y también amo el mate, tengo el mío propio y tomo todos los días”.

En el día a día Riauka es alguien que “generalmente se acuesta tarde. Miro mucho básquetbol, sobre todo NBA, también miro series y películas  y juego muchos videojuegos, Fornite más que nada”.

Foto: Sofía Miranda

El pívot nos dijo también que el Fornite es lo que más usa para seguir en contacto con sus amigos: “los llamo y nos conectamos a jugar, es nuestra forma de poder hacer algo juntos ya que la distancia es mucha. En lugar de simplemente chatear le damos una vuelta más”. La distancia del hogar es algo que siempre aparece en los extranjeros, pero el lituano tiene la particularidad de estar acostumbrado.

También nos dio su opinión sobre el básquetbol uruguayo: “tiene un gran nivel y es muy parejo. Si bien los candidatos son un poco claros cualquiera le puede ganar a cualquiera. A su vez es muy pasional, a veces demasiado, lo que nos afecta a nosotros, pero el ambiente que hay en una cancha es hermoso. Va a ser raro jugar sin gente”.

El lituano también dio su visión de por qué cree que es un básquetbol veterano: “creo que los mejores jóvenes que hay se van y es por eso que los veteranos toman el estrellato. El futuro está en los Vescovi, los Ducasse o los Ubal que se van del país para ser mejores de lo que ya de por sí son”.

Ya para cerrar nos dio sus expectativas tanto para el Metro como para el final de la Liga: “el objetivo es siempre ser campeón, así que lucharé junto con mis compañeros para conseguirlo”. 

agosto 7, 2020

Hombres de mundo: Zygimantas Riauka

[…]
julio 30, 2020

Rosters: El Metro 2020

[…]
diciembre 15, 2018

Ahora sí

[…]
noviembre 5, 2018

Ganó con autoridad

[…]
octubre 9, 2018

El primero en casa

[…]