Tras meses de idas y vueltas, y con la BUA como mediador se llegó a una decisión por el pase de Sabrina Molina.

Fueron muchísimas las instancias e intentos de negociaciones para que “la Pocha” pueda dejar Bohemios, y en principio ir al club 25 de agosto. Lo cierto es que las condiciones no cambiaron demasiado jamás, se tendría que pagar una suma alta de dinero por el pase, o no habría transferencia alguna. Luego de eso fue una lluvia de opiniones, quejas e intercambio de ideas entre todas las personas cercanas al medio. Lo cierto también es que fuera de todo este tema de discusión, se dejó de lado lo lejos que estamos de cumplir el Reglamento de FIBA sobre pases y transferencias de jugadores.

Finalmente fue la BUA quién comenzó a mediar e instalar las negociaciones para que al menos, la chica pudiera jugar al básquetbol y no se viera obligada a dejar, ya que no estaba dispuesta a seguir en el club de Pocitos.

En la noche del jueves Bohemios y 25 de agosto tuvieron una reunión en la que definieron todo, sin mucho cambio, pero dándole la chance a la chica de seguir jugando:

  • Puede jugar en Bohemios, y correrá por cuenta del club los gastos de pasajes hacia el entrenamiento.
  • Tendrá su pase si desea ir a cualquier otro club que no sea 25 de agosto.
  • En caso de querer ir a jugar con las Leonas, el club de Villa Dolores deberá abonar la suma de tres mil dolares por su pase.

Si bien la jugadora de 21 años tendrá la chance de seguir jugando, seguramente no sea donde lo desea, cosa que parece triste en un medio que es amateur y donde no se respetan los estatutos generales del máximo órgano a nivel mundial.

Lamentablemente, la Pocha no dista de este pensamiento y prefiere esperar que pase el año sin jugar para quedar totalmente libre (según los estatutos de la FUBB). Hablando con Salimo’ comentó: “Pienso esperar que pase el tiempo, ellos quieren decidir dónde puedo jugar o dónde no, y nadie debería decidir eso, porque ni siquiera hay un contrato. Dicho plazo llegaría a término este 5 de octubre, pero se cumpliría con el torneo iniciado. Pese a esto, el reglamento permite hacer transferencias durante toda la primera fase del campeonato, por ende, esperará a que llegada la fecha pueda llevarse a cabo. Siendo fuera de ese plazo, quedaría sin jugar esta LFB, cosa que no descarta: .“Sinceramente no quiero saber más nada del tema del pase y básquet. Ahora solo queda esperar a ver qué sucede”

Por otra parte, también tuvimos la palabra de la madre, quien simplemente dijo: “Hay más casos como este. Yo solo quiero que todos los jugadores puedan jugar y esto siente un precedente”. De esta forma este caso queda cerrado, pero deja abierto el debate sobre el reglamento de transferencias y los contratos inexistentes en nuestro país luego de los 18 años.

julio 27, 2020

Esperá sentada

[…]