Oscar Washington Tabárez habló este martes en el Complejo Uruguay Celeste sobre varios temas. Entre ellos, la actualidad de Valverde, Vecino y Coates y la convocatoria de los jugadores del Fútbol Uruguayo.

Tabárez comenzó hablando sobre los efectos de la pandemia y las repercusiones en los grandes eventos internacionales:

“Lo que se diga en este momento está condicionado por el efecto de la pandemia. No se puede hacer ninguna consideración sin eso. Ha cambiado todo. Sin embargo, yo lo comprobé ahora, en estos últimos días desde que llegaron los futbolistas y están muy mentalizados. Están muy concientizados de lo que significa jugar una Copa América, la oportunidad que da de buscar la gloria. Algunos tienen una edad que piensan que ya puede ser la última. He visto que vienen muy bien y transmiten a los más jovenes, que vienen muy bien y piensan lo mismo por el punto de vista de la ilusión. Nosotros vamos a tratar de enfocarnos en los partidos de Clasificatorias, estos idas y vueltas que se han generado le han puesto un poco más de incertidumbre, pero no creo que le quiten importancia”.

Luego, continuó sobre dicha situación pero también pasó al plano netamente futbolístico: “Es imposible aislar a las personas de su entorno, no seríamos humanos. Los futbolistas tienen que estar informados y sobre todo de lo que está pasando alrededor de ellos. Nosotros nos vamos a concentrar, apoyados en como vinieron los futbolistas ahora, los más experiente que vienen con buen rodaje y con muchas ganas, algunos teniendo experiencias importantes en sus equipos y otros que quizás no tuvieron tantos minutos como hubiera sido lo ideal. Nosotros no nos juntamos para estos partidos, ya nos juntamos hace muchísimo tiempo. Hay una cohesión del grupo. Creo que no tenemos poco y no me va a costar más trabajo en otros momentos. Lo que pase en la cancha se verá después”.

El entrenador se refirió a los jugadores del medio local convocados a esta cita con la selección nacional: “Hay dos jugadores que vinieron en las zonas laterales del campo, donde siempre estamos buscando opciones, uno no pudo venir que fue (Joaquín) Piquerez, pero llamamos a (Camilo) Cándido que también estaba en la órbita. En nuestro país jugar a hacer el equipo es un deporte nacional, porque está a la orden del día. Son jugadores que fueron importantes en sus equipos y tienen oportunidad de seguir evolucionando”. “El problema que tenemos ahora es que se terminaron las fechas FIFA y eso no es bueno para el jugador. Pero el jugador lo sabe y los hemos venido hablando que pasa por la mentalización y aceptar el desafío. Si la decisión es poner a uno de ellos en el partido, lo vamos a hacer. Tampoco quiero que lo hagan aliviados. Los voy a poner para conseguir cosas. En 2019 que fue el último año que competimos, los jugadores que eran del medio local como Matías Viña, Darwin Núñez y Brian Rodríguez tuvieron la oportunidad y ahora están en el circuito de la selección”.

También tuvo tiempo para referirse a la actualidad de Federico Valverde: “Cuando un jugador recoge experiencias positivas, como Valverde. Me sorprendió que jugara de marcador de punta contra el Liverpool. Me contó los detalles, le consultaron si se animaba y aceptó el desafío. Eso es bueno. Lo hacen los grandes jugadores, los que confían en ellos y los que se sacan los rasgos de ego exagerados. El Real Madrid tiene un mediocampo que viene desde hace mucho tiempo jugando con Modric, Casemiro y Kroos. Vi a mi amigo Vicente del Bosque decir que alternar a los veintipocos años a Federico alternar con estos tres que hablamos es casi inédito. Si el jugador se anima a hacer otras cosas, es bueno para el equipo, yo acá también tengo un mediocampo nutrido con Torreira, Bentancur, Vecino, Nandez. Hay muchos jugadores. Tener otro jugador que tenga posibilidades de animarse a intentar otras cosas es bueno para el jugador, para el equipo, para todos. Eso es lo que me hace reflexionar lo de Federico”.

Tras un tiempo prolongado fuera de las canchas, Matías Vecino volvió a estar a la orden de Antonio Conte y se consagró campeón italiano con el Inter. Al respecto de la actualidad y el regreso del mediocampista a la convocatoria con la selección, el Maestro aseveró: “A Vecino lo he visto muy bien, tuvo contratiempos con su operación y era integrante del plantel que en definitiva fue el campeón de Italia, no era fácil encontrar espacios. Cuando estuvo recuperado de lo sanitario empezó a tener minutos. Hubo un partido contra la Sampdoria que hizo un gol y le dije a Mario que Vecino ya estaba, porque yo cuando veo a Vecino ya se lo que puede dar, lo ves en las dos áreas. Está en una época de madurez, tanto en lo físico como en lo técnico”.

Por otra parte, no quiso adelantar pistas de la oncena que presentará ante Paraguay: “Tengo definidas las ideas, pero el equipo se va a saber previo al partido. No se gana nada con dar el equipo antes. Puede haber alguna duda sobre la formación inicial. Tengo claro lo que es Paraguay, las virtudes que tiene, que cosas tenemos que controlar y como podemos atender las diferentes situaciones que puede tener el equipo, una de las cuales es como acompañar a Luis Suárez en la zona central del equipo. Vamos a empezar a hacer trabajos específicos pensando en Paraguay”.

El entrenador de la selección nacional también fue consultado desde Portugal por la actualidad de Sebastián Coates, capitán del Sporting de Lisboa (según el colega, uno de los mejores Sporting de la historia) y repasó prácticamente toda la carrera del defensor, al que destacó por ‘recuperarse de dificultades’: “A Sebastián (Coates) lo conozco desde hace muchísimo tiempo. Un jugador que tuvo una historia futbolística cuando era niño de mediocampista y luego empezó a jugar de zaguero, es un jugador símbolo en Nacional, por cuando jugó en el primer equipo pero también por su forma de ser y su personalidad. Después que jugó el Sudamericano en 2009 seguía jugando en primera de Nacional, en 2011 estuvo en el plantel de la Copa América y tuvo una actuación muy destacada, es un muy buen jugador y en esa Copa América fue nombrado el mejor jugador juvenil del campeonato. Ahora en estos días que hemos hecho trabajos, recogimos especificidades que vamos a necesitar en el partido. Lo he visto muy bien, sorprendentemente bien, me explicó aquello que dijo cuando llegó, según él venían de un año muy flojo. Cuando el jugador pasa por dificultades aflora la actitud para llegar al máximo de potencial y creo que está en ese momento. Por lesiones y otros temas habíamos tenido dificultades, pero estamos nutridos y hay jugadores como para tener en cuenta”.

Por último, se refirió a la actualidad de la selección y dijo que no acelera procesos: “Me han escuchado decir que en esta etapa posmundial de Rusia, que me iba a apoyar en lo que habíamos hecho durante todos estos años, hay jugadores que todavía estaban vigentes y jugadores jóvenes que se estaban incorporando y estaban fortaleciendo a la selección. Se fueron dando circunstancias de lesiones e indisponibilidad de jugadores que afectaban a la misma zona del equipo y apelamos a otros jugadores, que no necesariamente eran del medio local, sino jugadores que formaban parte del componente de la selección pero no tan frecuentemente. En atención a eso hemos visto mucho fútbol local, no es lo mismo tener informe que verlo y de ver cosas. Confío en mi ojo para las decisiones que yo tengo. No aceleramos procesos, el trayecto de un futbolista es jugar de niño, llegar a juveniles, destacarse, el proyecto de selecciones contemplaba el hecho de como tratar a los juveniles para que de hecho pudieran ser el verdadero surtidor de la selección. También contemplaba que cuando destacaban en Primera División del medio local, tenían que tener otras exigencias, de ir a medios más relevantes como los europeos. El ejemplo más representativo es el de Federico Valverde, no pierdo de vista que hay una diferencia entre el fútbol de la región y el europeo. En algunos equipos pasa que no juegan nacionales, en el Manchester City, en el Liverpool, ha pasado que no tenían ningún jugador inglés. Si traigo jugadores citados para estar entre los 23, cualquiera tiene la posibilidad de jugar. No tengan dudas que pueden ser utilizados, y si es así, a dar lo mejor. Así como tocamos las posibilidades de Darwin Núñez, de Viña, de Rodríguez, ¿por qué no podría pasar con Cándido, con Ramírez, con Torres y con todos los que están en esta oportunidad? La palabra acelerar no. No es que un jugador del medio no pueda jugar en la selección, puede sí, pero yo lo considero bastante excepcional. Los talentosos se destacan antes de los 23, 24 años y es lo que le hace a uno hincar el diente ahí y decir este está. Y si está, puede estar a la orden”.