Los Sub 21 del Metro comenzaron con poca participación en el torneo, y aunque sus minutos van lentamente creciendo, el protagonismo es escaso. Analizamos uno a uno a los “pibes” que se sumaron al torneo.

Antes de comenzar, vale hacer algunas aclaraciones. Primero, si bien Sayago es por destrozo el equipo que más Sub 23 tiene jugando en el torneo, ninguno de ellos está incluido en este informe porque todos son jugadores formados en el club.

Además, vale decir que hay dos situaciones distintas, las de los atenienses Agustín Pose y Luciano Planells, que ya tienen experiencia en el torneo a pesar de ocupar esta ficha en Colón y Unión Atlética respectivamente.

De los propiamente debutantes que ocupan ficha extra, que son nueve, los únicos que superan los 10 minutos en promedio son Lucas Capalbo (14.8 minutos) y Santiago Fernández (13.3).

Guillermo Curbelo, que viene en línea ascendente, promedia 9 minutos. Le siguen Nicolás Bessio (7.5), Juan Diego Cabillón (7.2) y Nicolás Andreoli (5.7). Rodrigo Coelho tuvo poquísimas oportunidades, alcanzando apenas 1.8 minutos de media. Por su parte, los únicos que no ingresaron en todos los juegos fueron Matías Acosta (9.4 minutos en tres juegos) y Marcelo Rosas (7.3 en dos partidos).

Justamente quiénes más juegan también son quiénes promedian más puntos, 4.8 para Fernández y 4 para Capalbo, seguidos por Curbelo y Bessio con 2.5 y Acosta con 2.3 unidades. En el rubro rebotes, Fernández y Rosas han capturado 2 por juego en media, seguidos por Acosta con 1.7 y tanto Andreoli como Capalbo con 1.3

Si vamos a las asistencias, es el base de 25 de Agosto quien lidera con 1.8 y luego el “1-2” de Urupan quien le sigue con 1.3. En los recuperos, el franjeado Tati Fernández lidera con 1.5 mientras el interno de Lagomar tiene 1.3. Por el lado negativo, el de las pérdidas, ninguno de los jugadores completa una por partido.

Si miramos el tiro exterior, los únicos que intentan al menos una vez por juego en promedio son Nicolás Bessio y Juan Diego Cabillón (1.8), seguidos por Curbelo con uno. Buscando las definiciones de dos puntos, quienes más finalizan son Fernández (3.3), Curbelo (2.3), Acosta (1.7), Capalbo (1.5) y Cabillón (1). Apenas Bessio y Fernández promedian un tiro libre intentado por noche.

Todos estos números hablan de un escaso protagonismo en el juego, algo que se nota muchas veces en cancha, donde los más jóvenes entran a cumplir minutos de rol para dar descanso a alguna de las fichas, defender y a veces parecen no miran el aro rival.

Está claro que el torneo, si bien es corto, recién comienza. Algunos equipos han ido dándole mayores oportunidades a sus “rookies”, aunque llama la atención que jugadores como Andreoli o Cabillón no puedan jugar algo más, si bien sus equipos han tenido buenos resultados. En línea similar la del aurinegro de La Unión, donde habrá que ver si con el debut de Federico Camiña se da alguna oportunidad más para el playero Rodrigo Coelho.

septiembre 3, 2020

Ese pasito “extra”

[…]
agosto 3, 2020

Rookies: Marcelo Rosas

[…]