Mathías Calfani ya está en Japón y se prepara para una nueva temporada, con sabor a revancha. El artiguense conversó con Salimo’ sobre lo que pasó y lo que viene.

El ex-Malvín comenzó haciendo referencia a la lesión que ya dejó atrás y la rehabilitación: “Me siento al 100%. Ya al venir de Uruguay para Japón tenía el alta médica, había terminado lo que era la parte de la recuperación. Obviamente hay cosas que uno tiene que seguir haciendo de ahora en más, que las tendría que haber hecho antes, para cuidarse, van a ser de la rutina misma”.

A pesar de esto, lo que le falta al ala-pívot lógicamente es recuperar el ritmo de juego: “En Uruguay nunca llegue a hacer cinco contra cinco, si 3×3, tratando de correr bastante, haciendo trabajo con oposición, llegamos a un 4×4 pero nunca simulamos un juego real de 10 jugadores”.

Desde que llegó a Japón, continúa su trabajo progresivo para volver de la mejor manera: “No me están apurando. Desde que llegué estamos haciendo la cuarentena, podemos ir solos al club junto a un entrenador que me guía para poder terminar la recuperación de la mejor manera posible. Vamos paso por paso haciendo trabajos de pesas y acondicionamiento para que cuando termine la cuarentena pueda estar al mismo nivel que todos físicamente para meterme en cancha”.

Calfani pasó varios meses en nuestro país, pero ya hace un par de semanas partió nuevamente hacia Asia: “La vuelta a Japón fue dura, el dejar Montevideo en sí me costó. Hacía mucho tiempo que no pasábamos tanto tiempo allí con mi familia y más ahora con Juanita (su hija) que es tan chica que todo el mundo está con ella y quieren disfrutarla. Vimos cómo disfrutó y como creció, así que también por eso el salir del Uruguay fue duro”.

“Llegamos acá después de dos días de viaje y lo encontré como una situación normal” dijo respecto a la situación del país debido a la pandemia del coronavirus. “Obviamente hay un protocolo a seguir, nos dijeron que tenemos que hacer cuarentena, todas las mañanas tenemos que mandar un informe con nuestra temperatura y si tenemos síntomas o no, tanto al club para que me deje entrenar como a la ciudad de Kawasaki. Acá son muy estrictos con eso y siguen las normas al pie de la letra. En cuanto al tema de la ciudad la verdad que está normal, hemos salido a caminar, también fuimos a los supermercados y vemos a todos en la calle cuidándose con barbijo. En todos los lugares te toman la temperatura, te dan alcohol en gel para entrar y salir de un lugar. Los cuidados son muchos pero la vida es normal”.

Ya metiéndonos en el tema deportivo, Mathías contó sobre los Kawasaki Brave Thunders versión 2020/21: “Al equipo lo veo muy bien. Casi todos los jugadores repiten, hay muy pocos que cambiaron y ahora que se puede tener un extranjero más se sumó el español Pablo Aguilar. Estuvimos hablando, es bueno tener un alguien de habla hispana en un equipo donde siempre hay que hablar japonés o inglés”.

Sobre los objetivos, el jugador de la selección es ambicioso: “La idea es ganar todo. Tenemos este año la Copa Japón que yo el año pasado me lesioné y no pude estar ni en la semifinal ni en la final que perdimos. Además, tenemos como objetivo luchar por el torneo. El campeonato pasado se suspendió y a nosotros nos nombraron como los ganadores de la conferencia, pero no hubo un ganador de la Liga en sí así que este año es tratar de seguir por ese camino”.

septiembre 3, 2020

“La idea es ganar todo”

[…]