¿De dónde surgen esos apodos que son casi más conocidos que el nombre en sí? Eso iremos descubriendo en esta nueva serie de notas, que comienza por Juan “Pitu” Santiso.

“El apodo surge de cuando era un niño y mi padre en broma, alguna que otra vez, me decía ‘pitufo’ o ‘sos un pitufo’” comenzó contando el base playero.

Foto: Familiar.

Su padre, José Luis, también conversó con Salimo’ sobre esta historia y confirmó el origen de ese primer sobrenombre: “le decía pitufo de chico cuando jugábamos, cuando tenía 2 o 3 años”.

Pero fue jugando al baby fútbol en el club El Bosque de Solymar donde ‘Juan’ se hizo definitivamente ‘Pitu’. El número 13 lo recuerda así: “En la primera práctica me preguntaron si tenía algún apodo y se me ocurrió ese que con el correr del tiempo quedó abreviado a “Pitu”.

Su padre también recuerda esa instancia, aunque con una pequeña variante: “el entrenador los reunió a todos en su primer día, a los 6 años, y les fue preguntando los apodos, y ahí fue que dijo ‘a mí me dicen Pitu’”.

A partir de allí, especialmente durante su juventud, era raro escuchar el ‘Juan’ o ‘Juan Ignacio’: “De ahí en más ya quedó para el resto de las actividades, liceo, facultad y también para el básquet”.

“Siempre me gustó o en realidad nunca me molestó” cuenta Pitu, e incluso agrega: “Hay gente que prefiere decirme por mi nombre, pero sinceramente a mí me da igual”.

“Me ha pasado más de una vez que las personas me conozcan más por mi apodo que por mi nombre” continuó explicando.

Su crecimiento, tanto académico donde se recibió y trabaja como Licenciado en Educación Física, Recreación y Deportes, como deportivo pasando a ser una ficha de mucho nivel en la Liga Uruguaya, quizá colaboraron para que su nombre y apellido se hagan más populares: “Últimamente me pasa que más gente me dice por mi nombre”.

Así que la próxima vez que veamos al 13 playero saltar a la cancha, nos acordaremos del pitufo y de esa práctica de fútbol que terminó generando la marca registrada que es ‘Pitu’ hoy en nuestro básquetbol.

julio 29, 2020

Llamame Pitu

[…]
enero 14, 2020

Prado azul

[…]