La primera vez nunca se olvida, y la de Montevideo en la LFB será igual. Revivimos esa emoción con la palabra de jugadoras, cuerpo técnico y dirigentes sobre este momento histórico.

Para la gran mayoría el juego Montevideo vs. Malvín habrá sido uno más, con un resultado lógico. Para el Rojo fue totalmente diferente, fue el primero en su historia, si de básquet femenino hablamos, y lo vivieron como tal. “Ver a las gurisas jugar y defender al club fue algo impresionante, ver cómo se hacía realidad todo ese trabajo y el sueño que teníamos”, comentó Facundo Escobar directivo encargado del femenino y formativas. Su DT Ignacio D’Angelo, pese a haber dirigido antes, confesó que “me tocó fuerte todo. Me costaba decir las palabras antes del partido. Lo vivimos con mucha ansiedad”, y sobre los más de cien puntos de diferencia, vio el vaso medio lleno, al decir que “lo único que nos importa es que le pudimos hacer 20 puntos al campeón, en nuestro debut, y sin haber jugado antes”.

Repasaremos un poco la historia de este camino que comenzó el año pasado, producto de una complicación: “El proyecto comenzó simplemente como un espacio para que las chicas que estaban jugando en formativas con varones no se tuvieran que ir a otro club para seguir jugando al básquet. Desde el primer momento fue todo a pulmón, empezamos entrenando una hora los sábados porque no había horarios disponibles de cancha.”, comentó sobre el inicio del proyecto Matías Sánchez, actual ayudante técnico de Nacho. Con el tiempo se fueron sumando madres y familiares de jugadores, formando un equipo +30.

Aunque no todo el camino fue fácil, ya que el mismo Matías recuerda que “era impensado ya que se nos hacía todo muy difícil por falta de apoyo”, un cambio de mente a principio de año dio vuelta las cosas. 

“El proyecto superó ampliamente nuestras expectativas. A principio de año esto parecía una locura, pero con la nueva comisión que se encarga del femenino y las formativas queríamos darle este espacio. Por momentos dudamos por la captación de chicas, que no era la que queríamos, pero por suerte hubo un cambio de timón y empezaron a aparecer gurisas. Pudimos formar la categoría mayor y U19. Las chicas se están encariñando con el club, que es lo que queríamos lograr, y generar un sentido de identidad hacia el club”, nos contó Facundo, quien estacó este último aspecto.

Hoy por hoy el elenco del Mercado está comprometido con esta causa, y piensa en agregar aún más ramas femeninas a otros deportes. Quedándonos con la naranja, D’Angelo agradece toda la ayuda: “El apoyo por parte de Montevideo fue enorme desde el primer día, que nos ayudaron con los equipos, las fichas médicas, corrieron con nosotros a la Federación, se preocuparon que las chicas tuvieran fruta, o de facilitar los medios para movilizarse a quienes necesitaran. Siempre están pendientes, el ambiente acá es divino”.

La futilla de la torta fue, sin dudas, el doble de Daiana Sosa, que pese a la diferencia en el score, fue el primero en la historia. La chica afirmó: “Al principio no me di cuenta de la importancia de ese doble, estaba tan metida en el partido que no me di cuenta de lo importante que era para el club. La verdad me sentí muy feliz, es algo que voy a recordar siempre. Fue un logro de todo el equipo, porque sin ellas no lo hubiese convertido”.

A continuación les dejamos las notas completas con estos cuatro integrantes de Montevideo, profundizando más en el proyecto, este hecho histórico, y lo que se viene.

Sobre ese doble en el cierre del primer chico, que terminó marcando la historia de Montevideo, afirmó: “Al principio no me di cuenta de la importancia de ese doble, estaba tan metida en el partido que no me di cuenta de lo importante que era para el club”.

 “La verdad me sentí muy feliz, es algo que voy a recordar siempre. Fue un logro de todo el equipo, porque sin ellas no lo hubiese convertido”, agregó, reconociendo el trabajo de las compañeras.

Al concluir, se refirió a lo que viene, la dificultad del torneo, y lo que esperan aprender: “Nos sentimos muy bien. Sabemos que va hacer algo difícil porque hay excelentes rivales, pero siempre trataremos de dar lo mejor para superarnos como jugadoras y equipo. Tenemos mucho de que aprender. Con esfuerzo y práctica ojalá logremos cosas grandes”.

El entrenador nos dejó entrar en la intimidad de este equipo en lo que fue la semana previa, y confesó: “En lo previo teníamos clara la dimensión de este partido. Yo ya había dirigido femenino antes, pero el domingo me tocó fuerte todo. Me costaba decir las palabras antes del partido. Lo vivimos con mucha ansiedad”.

“Se pensó mucho en este juego, desde los dirigentes hasta las jugadoras. Lo planeamos para jugar de igual a igual. Los nervios se les fueron y lo único que nos importa es que le pudimos hacer 20 puntos al campeón, en nuestro debut, y sin haber jugado antes”, acotó, valorando el logro que obtuvieron, pese al resultado global.

Sobre el club ubicado en la calle Porongos, todo fue palabras de agradecimiento, y reconocimiento: “El apoyo por parte de Montevideo fue enorme desde el primer día, que nos ayudaron con los equipos, las fichas médicas, corrieron con nosotros a la Federación, se preocuparon que las chicas tuvieran fruta, o de facilitar los medios para movilizarse a quienes necesitaran. Siempre están pendientes, el ambiente acá es divino”.

Sobre el final, Nacho no quiso dejar pasar la oportunidad para comentar: “Estoy orgulloso de haber logrado lo que logramos con estas chicas, de competir al máximo nivel”.

El asistente de este equipo fue responsable del comienzo del proyecto, o programa mejor dicho, para que las chicas siguieran jugando. Así lo cuenta él: “El proyecto comenzó simplemente como un espacio para que las chicas que estaban jugando en formativas con varones no se tuvieran que ir a otro club para seguir jugando al básquet. Desde el primer momento fue todo a pulmón, empezamos entrenando una hora los sábados porque no había horarios disponibles de cancha. Las primeras prácticas eran con 3 o 4 chicas y usábamos pelotas de minibasket. Después se fueron sumando cada vez más chicas y llegamos meter una hora más con un grupo +30 formado por madres y familiares de jugadores que se entusiasmaron con la idea y se sumaron”.

También se refirió sobre la motivación actual, y la vista en el futuro: “Para mí la motivación principal es el compromiso de cada una de las chicas y la unión del grupo más allá de todo lo malo que nos ha pasado este año. Sumado a que la mayoría de las jugadoras son U19 y eso motiva para trabajar mirando hacia el futuro”.

Yendo un año hacia atrás, Matías puso en perspectiva lo que esperaban en ese momento, y lo que se logró: “Desde el principio siempre estuvo ese sueño de llegar a presentarnos en la LFB. Pero el año pasado era impensado ya que se nos hacía todo muy difícil por falta de apoyo. Por suerte este año con la nueva comisión directiva desde el primer momento nos dieron para adelante y nos apoyaron en todo”.

Facundo está encargado del femenino y las formativas. Comenzó refiriéndose al debut, y el proyecto. Esto es lo que dijo: “El proyecto superó ampliamente nuestras expectativas. A principio de año esto parecía una locura, pero con la nueva comisión que se encarga del femenino y las formativas queríamos darle este espacio. Por momentos dudamos por la captación de chicas, que no era la que queríamos, pero por suerte hubo un cambio de timón y empezaron a aparecer gurisas. Pudimos formar la categoría mayor y U19. Las chicas se están encariñando con el club, que es lo que queríamos lograr, y generar un sentido de identidad hacia el club”.

“Este es el puntapié inicial. La idea es agregar más categorías, que el femenino no sea un oasis y podamos competir en todas las categorías”, expresó sobre este hecho histórico, y el empujón que puede dar a futuro.

Sobre el primer encuentro en sí, nos dejó sus sentimientos: “El debut fue emocionante. Ver a las gurisas jugar y defender al club fue algo impresionante, ver cómo se hacía realidad todo ese trabajo y el sueño que teníamos”.

Para culminar, aprovechó para explicar y comentar por qué es importante contar con planteles femeninos en los clubes: “Para cualquier club es sumamente importante contar con una rama femenina en cualquiera de sus deportes. El año pasado sumamos handball femenino, y empezar con el básquet este año está demás. Si apuntás a ser un club social, tener ramas femeninas en todo es fundamental”.

septiembre 4, 2020

Un Mercado de historia

[…]