Carmela Fontes tuvo un destacado ingreso en el triunfo de Malvín ante Capurro, y tras el juego una de las playeras más jóvenes conversó con Salimo’.

ESTADÍSTICAS PERSONALES

11 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 4/6 en dobles, 1/1 en triples en 15.25 minutos.

CALIFICACIÓN SALIMO’

4/5

Al hablar sobre los motivos para esta segunda victoria de las playeras, explicó: “Venimos practicando hace mucho, aunque pasó la pandemia nunca dejamos de entrenar. Creo que esa es la clave”. También nos contó sobre lo que hizo hincapié el cuerpo técnico a lo largo de la semana: “Trabajamos defensa y en ataque dejamos que fluya. Lo difícil es que ellas atacan muy fuerte al aro y teníamos que pararlas más de frente”.

“Nos complicaron un poco con la defensa zonal, pero después pudimos mejorarlo” expresó acerca de ese segundo cuarto en donde a Malvín le costó encontrar gol durante varios minutos. Para la segunda mitad se mejoró en ese aspecto, y Fontes contó lo que les pidió Serdio que ajustaran: “Que hiciéramos la jugada que sabíamos hacer, y que nos mostráramos siempre”.

Sobre su rol en el equipo, Carmela resaltó: “Primero defender y después, como juego de 4, mostrándome todo el tiempo y yendo al rebote”. A la hora de hablar sobre lo que busca el equipo, fue clara, pero principalmente en línea con lo que vimos en la cancha: “El juego colectivo y correr la cancha”.

También hablamos sobre el compartir plantel con varias jugadoras de mucha experiencia: “Es lo mejor, porque aprendemos de todas”. Tras consultarle que le aconsejan ellas, dijo: “Que juegue, que haga lo que sé hacer”.

“Este año se encontró con la posibilidad de empezar a jugar con las mayores, ella se lo ha ido ganando. Tiene un potencial físico y talento importantes, termina bien, tiene buena mano. Tiene que mejorar todavía su postura y algunas cosas de su técnica, pero es una gurisa que hace un gran esfuerzo, viene a entrenar de bastante lejos y crece día a día. Simplemente tiene que continuar por ese camino. Lo que le está quedando es ganarse el espacio desde lo emocional en el juego, tiene que ir mejorándolo, pero es lógico para la edad que tiene. Es un talento muy interesante y por suerte tiene la pasión para seguir creciendo”.

Ent. Juan Pablo Serdio

Sus orígenes

Al hablar sobre su historia, Carmela contó: “Tengo 15 años, juego hace cinco años, pero empecé en Urupan. Desde el año pasado estoy en Malvín”.

“Fue un cambio brusco, bastante repentino. No me lo imaginaba, ni siquiera lo soñaba cuando empecé porque era muy lejano, pero se dio”, explicó al respecto de ese gran paso de pasar a un equipo multicampeón como el de las playeras.

Al hablar sobre su vida más allá del básquet contó que “además voy al liceo y hago inglés particular”.

“Sí se da obviamente me gustaría jugar al básquetbol para siempre, pero sé que es difícil” terminó diciendo respecto a sus objetivos con la naranja.

¿Por qué ella?

Su primer ingreso ya fue bueno, marcando presencia en la llave y definiendo de buena forma las situaciones. En la segunda mitad creció aún más, jugando de frente al aro e incluso poniendo un bombazo que terminó de definir que sería la entrevistada pos-partido de Salimo’.

A pesar de sus nombres casi “históricos”, lo más interesante de ver a Malvín es esta nueva generación en donde tanto Carmela como Paula Fernández y Zoé Castro llaman la atención por su estatura combinada con buenos fundamentos.

septiembre 7, 2020

“Me gustaría jugar al básquetbol para siempre”

[…]