La NBA vuelve a paralizarse frente al racismo, esta vez debido al tiroteo de la policía con Jacob Blake, y corre peligro la finalización de los Playoffs. 

Estados Unidos se vio conmocionado durante las últimas horas por la viralización de un video del tiroteo que tuvo la policía con el afroamericano Jacob Blake en el Estado de Wisconsin. El estruendo causado por esta nueva muerte llegó hasta la Burbuja de Orlando, por lo que varios equipos y jugadores tomaron cartas en el asunto de manera inmediata.

La situación comenzó a alertar cuando se reportó una reunión entre jugadores de Toronto Raptors y Boston Celtics, llevada a cabo el pasado día martes, con el propósito de llegar a un acuerdo para boicotear el primer encuentro de las Semifinales de Conferencia entre ellos, programado para esta noche a las 19:30hs.

Sin embargo, lo que parecía quedar en tan solo una idea, acabó siendo el principio de un movimiento mucho más grande, ya que la situación se tensó definitivamente en el día de ayer, cuando Milawukee Bucks, sin previo aviso ni reunión de por medio, decidió no salir a jugar el partido frente a Orlando Magic, programado para las 17hs, lo que desató la locura en el resto de la Burbuja.

Tras esto, Russell Westbrook y Chris Paul se reunieron como representantes de Houston Rockets y Oklahoma City Thunder, respectivamente, para acordar el boicot colateral del encuentro que debían disputar entre los mencionados equipos desde las 19:30hs, razón por la que la NBA finalmente tomó la decisión de posponer los tres partidos del día, con Lakers y Trail Blazers aún sin tomar una resolución sobre el juego de última hora.

Horas más tarde, los líderes de la NBPA (Asociación de jugadores) llamaron a una reunión urgente en la Burbuja, estando invitados todos los jugadores allí presentes. Según reportes, varios tomaron la palabra, dieron sus diferentes opiniones y puntos de vista, pero todo cambió cuando los dos conjuntos angelinos, Lakers y Clippers, expresaron su intención de dar por finalizada la temporada, para regresar a luchar por sus derechos. Sin embargo, no recibieron el apoyo de ningún otro equipo, por lo que la reanudación de los Playoffs aún se mantiene en el aire, si bien no se sabe qué ocurrirá con los juegos de los próximos días, ni con los tres encuentros suspendidos anoche.

En el mediodía de hoy, habrá una Junta de Gobernadores entre los propietarios de todos los equipos de la Liga, donde buscarán hallar soluciones y maneras de incentivar la finalización de esta temporada 2019/20, que tanto trabajo ha costado reanudar tras la pandemia. 

La sensación dentro y fuera de la Burbuja es la misma, la incertidumbre es mucha, y nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que acabará ocurriendo con la mejor liga del mundo.

Por otro lado, en la WNBA continuaron con la actividad de la manera que estaba programada, pero realizaron un minuto de silencio y decidieron frenar el juego cada siete minutos (cantidad de disparos que recibió), en honor a Jacob Blake.

agosto 27, 2020

Panorama complicado

[…]