Luego de una espera eterna y casi dos años sin competir, Sabrina Molina vestirá la camiseta de 25 de Agosto y con ella hablamos de su regreso y la situación vivida. 

El 5 de octubre de 2019 fue el último partido que la “Pocha” disputó con Bohemios, club que puso algunas condiciones cuando la jugadora decidió ir a jugar a las Leonas. Por dicho motivo, Sabrina se quedó sin jugar la temporada pasada. El reglamento (contrario a los estatutos generales de FIBA) ampara esta situación, ya que ata a jugadores con los clubes hasta los 23 años, sin necesidad de hacer contrato. El mismo también dice que si un jugadora pasa un año calendario sin jugar, queda libre.

Ese tiempo pasó para Molina, que cuenta que tiene “mucha expectativa con volver a jugar y realmente estoy ansiosa por volver a una cancha”.

“Creo que para cualquier deportista estar sin competir es muy difícil y en mi caso lo fue, por que uno va perdiendo esa motivación que tenía. Tengo la suerte de estar rodeada de gente maravillosa, que estuvo en todo momento para apoyarme”, agregó, haciendo referencia al tiempo de espera y todo el contexto.

Sobre el impacto psicológico, físico y táctico de la situación, confesó: “Tuve momentos en los que perdí esa motivación que uno tiene por querer jugar o entrenar, también perdí mi rendimiento físico y táctico”.

Le consultamos también si a su parecer, podía recuperar lo perdido y esto dijo: “Yo creo que si, que con mucho esfuerzo todo eso que se perdió, se puede recuperar. Obviamente lleva su tiempo, no es algo que va a suceder de la noche a la mañana”.

Entrando más en lo deportivo y la temporada que se viene, esto afirmó sobre por qué eligió 25 de Agosto hace un año y ahora nuevamente: “Mi mayor deseo era cambiar un poco de aire. Elegí 25 de Agosto por que es un club de barrio, porque varias amigas iban a estar en las Leonas, además que ya conocía cómo era el ambiente en el club, porque tengo amigos jugando en él”.

Sobre las expectativas y objetivos, dejó: “Jugar un campeonato lo más normal posible, dentro de la situación en la que nos encontramos. En lo colectivo, clasificar entre los primeros o poder superar la actuación de la temporada anterior. Individualmente esta temporada pretendo poder ayudar y aportar al equipo”.

Al final, sobre el tiempo que vivió y la incertidumbre que pasó, dejó está reflexión: “Es preocupante este tipo de situaciones, yo me siento mal porque estas cosas sucedan, no es la primera vez que me sucede esto, ya me había pasado en otra oportunidad y esto le pasa o pasó a varias jugadoras y jugadores. Creo que deberían apostar más al crecimiento de los jugadores, porque al hacer este tipo de cosas lo único que se hacen es impedirle a un jugador o jugadora su crecimiento. Se debería rever este tipo de regulaciones”.

mayo 6, 2021

“Deberían apostar más al crecimiento de los jugadores y esto solo lo impide”

[…]
abril 30, 2021

León sin melena

[…]
abril 24, 2021

Nobile-za obliga

[…]
abril 19, 2021

Ruge como nunca

[…]
abril 16, 2021

Para ser más Franco

[…]
abril 16, 2021

Vengan en manada

[…]
abril 12, 2021

Ruge un Cachito

[…]
marzo 20, 2021

Vuelve a rugir

[…]
marzo 19, 2021

Martín, el domador

[…]
marzo 11, 2021

“El objetivo era afianzar el femenino en el club”

[…]
marzo 11, 2021

Plata bañada en bronce

[…]
marzo 7, 2021

“Sería una manera de agradecimiento al club”

[…]
marzo 6, 2021

Quieren Plata

[…]
febrero 28, 2021

“Intentaremos ganar la copa”

[…]
febrero 27, 2021

Plata o remo

[…]