No está muerto quien pelea

Cordón le ganó 60 a 58 a Peñarol en la noche de este jueves en el Palacio Peñarol y de esta manera hay tercer partido el día lunes en cancha de Goes para definir el ascenso.


Cómo allá en el 2002 cuando el “Gonchi” Caneiro sobre el final le daba el último federal, esta vez fue Viana quien hizo una nueva hazaña para que la institución de la calle Galicia siga con vida en el certamen.

Todo parecía dado para que el mirasol ascienda esa misma noche. El cachetazo del lunes era importante y el carbonero tenía todo para seguir de largo. El preludio del encuentro, fue parejo. El local sacaba diferencias de cinco a siete puntos, llevando el partido a su ritmo con Alejandro Pérez como bandera. Por el lado de la visita, Nobile era el encargado de clarificar el juego. 

En el segundo cuarto, fue el mejor momento de Peñarol. De la mano de Wenzel y Álvarez desde los 6,75, sumado a la buena tarea de Guerrero junto Asarivicius, los dirigidos por el “Panza” estiraban la diferencia a 12. A Cordón le costaba estar a tono, y nuevamente se complicaba cuando lo defendían en zona 2-3. 

Luego, en el inicio del segundo tiempo, el local sacó la máxima (40-25), parecía todo liquidado, fue en ese momento donde Palacios pide minuto y coloca nuevamente al ya nombrado Nobile en cancha y de a poco comenzaba la remontada. Con Blackwell en la pintura siendo determiante, a nivel de rebotes y colocando puntos vitales, el albiceleste achicaba diferencias. En local por su parte, equivocaba caminos, abusó del tiro exterior y no supo poner la pelota abajo de buena manera.

El último cuarto continuaba con el mismo ritmo. Cordón se acercaba, Peñarol sacaba una diferencia corta y lo controlaba. A menos de tres minutos, el carbonero supo sacar siete de diferencia, y parecía que tenía dominado el trámite del partido. Fue en ese entonces que aparece primero la jerarquía de Emiliano González para colocar dos triples seguidos y poner a su equipo a un punto. En el colofón del cotejo, llega a escena el héroe de la noche para Cordón: Juan Viana. El juvenil de Olimpia tuvo un cierre a lo grande. Primero coloca un doble para ponerse a uno, tuvo un libre adicional que erró, el rebote lo consigue Blackwell (rebote que valió un punto), y nuevamente Viana va hasta abajo y anota otro doble más para pasar.

A falta de 12 segundos, Peñarol tuvo la última del partido, con una mala lectura, Pepusa Pérez tira de tres y erra, y nuevamente Perris toma el rebote, se la da a Viana y al mismo le cometen foul. Posteriormente coloca el primero y tira a errar el segundo y de esta manera, Cordón ganó agónicamente y fuerza una tercera final. para definir quién será el último equipo del Metro en Ascender a la A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *