Inicio Fútbol Uruguayo Racing Un río de Liber-tad

Un río de Liber-tad

Ph: Micaela Ferraro

Con un gol del histórico Liber Quiñones, Racing venció a Cerro Largo en el Parque Roberto y cortó el envión del Arachán en la pelea por el Apertura.

Antes del partido las realidades eran diferentes: Racing habia sido ampliamente superado por Wanderers y Cerro Largo se habia ilusionado tras minimizar a Fénix en Melo. Por esto, se esperaba quizás, que fuera el equipo de Danielo Nuñez el que tuviera la iniciativa. Pero Racing quería cambiar la cara. Y Juan Tejera habia hecho cambios para eso. Volvían Lacoste y Brasesco a la zaga y Leandro Rodríguez aparecia como titular por primera vez. En el Arachán, Borys Barone aparecía por Mauro Luna Diale que estaba lesionado.

Dicho esto, a la hora del juego, el cervecero comenzó mejor, con manejo mas criterioso del balón pero sin generar peligro. Cuando el Arachán agarró la pelota, Sebastián Sosa (en dos ocasiones) y Barone se perdieron chances clarisimas de gol. La Academia no tuvo oportunidades que hicieran intervenir a Aguerre, pero un cabezazo de Bonifazi que se fue afuera generó el único “UUH” se la tribuna local del Roberto.

El segundo tiempo seria distinto y tendría varios mojones fundamentales. Racing buscaba con la insistencia de Araujo y Bonifazi por la izquierda y cuándo no se podía se unían Aguilar y Anyelo Rodríguez por la derecha, pero el buen trabajo de Rodrigo Diaz no permitía que las buenas acciones fluyeran por esa banda. La salida del “Tino” Adolfo Lima (que era fundamental en la generación) del equipo hizo que Cerro Largo ya no buscara tanto en ataque y se resignara a acciones individuales.

Y a los 60′, se hizo la luz para Racing. Porque entró Liber Quiñones. Y cambió el partido. Con un minuto y medio en cancha le cometieron un penal que Gustavo Tejera no sancionó. Y cuatro vueltas de reloj más tarde, Michel Araujo invadió el area y lo bajaron. Ese sí lo cobró el arbitro. Y la historia se paró atrás de la pelota. Y la responsabilidad también, porque el 11 habia errado 3 de sus últimos 5 penales con la camiseta cervecera. Pelota al medio. Pateada con rabia. Y grito furioso.

Junto con Quiñones habia ingresado Carlos Numa Fernández en Cerro Largo, que cuándo apenas tenía diez minutos en cancha fue muy fuerte a buscar una pelota abajo con las dos piernas hacia adelante e impactó de lleno en la humanidad de Martín Rodríguez. Tejera no dudo. Roja para el 16. Y Cerro Largo a correr la liebre de atrás y con uno menos. A pesar de eso, nunca dejó de buscar a Sosa, pero de manera poco fructifera. Incluso intentó a la desesperada: mandando a jugar de segundo 9 a Quintana y sus casi dos metros de altura. Apenas un cabezazo desviado y poco más. Por no decir nada más.

Cerro Largo sucumbió en su ineficacia y no pudo igualar. Racing cuido las tres unidades y sacó la cabeza del agua. Se sintió libre. Porque apareció su Liber-tador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here