Salimo
Liga Uruguaya

Robinson desató la locura

Trouville derrotó a Verdirrojo por 84-81 en el Cerro en un partido no apto para cardíacos. Hernando Cáceres fue la figura más destacada del equipo de Álvaro Tito.

Comienzo goleado en el Cerro con intercambio de tantos y de ritmo frenético, el equipo dirigido por Ramiro Caballero tomaba las riendas del encuentro en el arranque. De la mano de Cleon Roberts, el equipo dueño de casa comenzó a liderar el tanteador. El extranjero dominaba desde más allá de los 6,75. Los de Álvaro Tito de todas formas se mantenían en partido, ya que Paul Harrison y Marquis Mathis aportaban dentro de la zona pintada. El primer cuarto finalizó 21-19 a favor de los de la calle Prusia.

Con Hughes como hombre del momento, el equipo de Verdirrojo lograba anotar ante la buena defensa del rojo de Pocitos. La misma planteaba el equipo local, al cual solamente le podían anotar con Paul Harrison adentro. Sin perjuicio de esto, era buena la conducción de Juan Galletto en ese parcial. Al finalizar el primer tiempo los locales iban arriba 45-41.

El encuentro mantuvo la paridad en el complemento, siendo atractivo y con una buena reacción de Trouville que llegó a igualar e incluso pasar en el partido con un parcial de 8-14. El local volvió a ponerse por delante de la mano de sus extranjeros, se puso por delante 58-57.

Con un triple de Cleon Roberts, Verdirrojo quedó a uno (79-80) faltando 24 segundos y con pelota para Trouville. Cortaron a Manuel Mayora que desde la línea puso uno de los dos libres posibles. En una penetración, Joseph Efese lo empató, pero faltando un segundo Trouville sacó y Robinson tiró de tres para desatar la locura de los pocos parciales visitantes que llegaron al Cerro. Fue final 81-84 a favor del equipo de Álvaro Tito.

El goleador del partido fue Hernando Cáceres con 22 puntos. Cleon Roberts puso 21 en el local. El arbitraje de Ricardo Olivera, Carlos Romero y Christian Hirigoyen fue correcto en un partido complicado.

También te puede interesar

Victoria olimpista de punta a punta

Mariano Duran

Johnson & Johnson

Franco Saxlund

Los mira desde arriba