DTA

Nunca dejes de soñar

Danubio ascendió al Torneo Metropolitano 2019 tras vencer a Reducto por 88-79 tras 45 minutos en un partido que tuvo absolutamente de todo.

La Franja es de Segunda y como para no festejar si hace poco menos de seis meses se confirmaba su afiliación a la FUBB. Estreno y ascenso. Danubio se perfilaba como uno de los candidatos al segundo ascenso junto con Urupan, pero había comenzado muy mal y los pandenses se colocaban como los máximos aspirantes tras Peñarol. Todo cambio desde la llegada de Martín Sedes, que sacó el mayor jugo posible de un muy buen plantel que tenia a disposición para la categoría y se colocó como el mejor equipo tras los carboneros.

De esa manera Danubio llegaba como favorito a los playoffs y ratificó con lo hecho en cancha. Cierto es que Reducto cumplió con su tarea. El partido que se jugó en su casa, lo ganó. Pero sin embargo, no iba a pasar lo mismo en la noche de Pocitos. Los de Germán Cortizas perdonaron en demasía a los maroñenses, que obtuvieron una victoria que termina siendo totalmente justa.

El partido comenzó con un danubiano incisivo e intentando romper para colocarle la pelota abajo a Mauro Miranda, sumado a las apariciones de Nicolás Sánchez en los rompimientos. Sin embargo, Nicolás García estaba encendido y desde más allá del perímetro fue imparable para la defensa de Danubio, con un Reducto ya al frente gracias a un triple de Russi.

Juan Ignacio Pons y Matías Nicoletti cerraron de buena manera para que ese primer cuarto finalice igualado en 16.

La paridad iba a mantenerse durante todo el juego, pero el que iba a llevar el marcador adelante durante gran parte del encuentro era el Celeste del Manicomio. El inicio del segundo cuarto fue siniestro. Los aros completamente cerrados y no por iniciativa de la defensa, sino más por imprecisión ofensiva. Por momentos también, es cierto que se domaba más de lo que se jugaba. El rubro pérdidas creció una enormidad en ese lapso. Pero sacudió la modorra el Manzana, que estaba totalmente encendido, la pudrió de tres puntos, respondió con otro bombazo Nico Sánchez para el franjeado, pero nuevamente García colocó otra bomba, antes de otro triple de Diego Silva, para que el reductense se vaya arriba por cinco al descanso largo, 34-29.

Pero la fricción y la poca diferencia entre ambos equipos continuó en el complemento. Nicolas Sanchez, figura enorme del partido acercó a Danubio, pero Gastón Romero volvía a sacar diferencias para Reducto, que las tiraba a la basura por una infantilidad de Andrade, que tras recibir su cuarta falta, se hizo pitar dos técnicas en la banca. Danubio se acercó otra vez y Reducto pasó a intentar defender una zona, que fue bien destrabada por Sánchez. Intentos de García por parte de Reducto y la preponderancia de Lucas de las Nieves en la zona pintada. 53-49, Reducto al frente y al último cuarto.

Comenzó el último periodo reglamentario con Reducto abriendo máxima de ocho y con fuerza en los rebotes, fundamentalmente los defensivos. Pero Danubio sacó lo mejor de sí, comenzó a pensar en el encuentro y por medio de Fernando Ferro en la conducción y Pons y Nicoletti en la anotación volvía a emparejar el encuentro. La última ofensiva era para el celeste. Nada de cortar dijo Sedes, a defender. Romero llegó a definirla, pero insolitamente no entró, lo que mandó el partido al suple en 69.

El cuadro de San Fructuoso intentaba en el arranque con Trusich, pero el dúo letal era el de Nicoletti y Pons en Danubio, más las bombas de Sánchez y la potencia de Miranda abajo, dominaron por completo a un Reducto agotado en el overtime y que había estado todo el tiempo adelante. Diego Silva intentó dejar vivo a Reducto, pero del otro lado Ferro también puso un triple y en definitiva, con Nicoletti desde la línea, Danubio, la Franja, el equipo de la Curva, el de los Lazaroff, terminó abrochandolo por 88-79 y jugará el Metro 2019.

Related posts

No tiene gracia

Mateo Parodi

A todo carbón

Franco Saxlund

Prueba de fuego superada

Mateo Parodi

Leave a Comment