DTA

No tiene gracia

Peñarol se impuso ante Danubio en cifras de 98-85 jugando como visitante en el gimnasio de Larre Borges en el partido disputado el pasado martes en el marco de la segunda fecha de la Liguilla de la DTA.

Hermoso marco de público en la calle Villagrán (y eso que no podía ir público mirasol) para observar un duelo que trae antecedentes en fútbol, pero que no dejaba de ser atractivo en básquetbol por el presente de ambos en el torneo.

Los dirigidos por Diego Castrillón, que partían como favoritos, empezaron imponiéndose en los primeros diez minutos, a pesar de tener las ausencias en su quinteto inicial de Damián Blazina y Alejandro Pérez. Con Imanol Asaravicius y Maximiliano Botta ocupando sus lugares, el carbonero lideraba el score seguido de cerca por el danubiano.

Para el segundo cuarto, se alternaron en el tanteador, cuando la franja optó por centralizar su goleo en el tiro exterior. Apareció la mano de Nicolás Sánchez, como alguna bomba de Leandro Tolmero para bancar al conjunto de Martín Sedes y mostraban por qué Danubio ocupa posiciones de privilegio en la tabla de posiciones. Antes de culminar la primera mitada, Mauro Miranda se dio un golpe muy feo yendo a capturar un rebote. La rápida intervención médica lo sacó del rectángulo de juego e incluso fue retirado por una ambulancia, con su cuello inmovilizado, en un susto grande para los presentes.

A la vuelta del complemento, Peñarol empezó a cerrarse mejor sobre su aro y los porcentajes de Danubio bajaron. No dejaba recibir juego en la pintura a Ignacio Pons y las penetraciones de Matías Nicoletti no eran tan efectivas, por lo que de a poco la distancia empezó a oscilar los diez puntos. Corría el manya de la mano de su conductor, Diego Álvarez, y a partir de allí se generaban los puntos.

En el cierre se terminó de quebrar el juego, aparecieron bombas de Asaravicius, Iñaki Erroizarena y el propio Álvarez, para estirar a 15 de renta y liquidar el duelo. Danubio intentó con algun tiro exterior de Sánchez o Fernando Ferro, pero Brian Craig fue una muralla y Asaravicius se hizo fuerte en el rebote defensivo para sentenciar el partido y seguir primeros en la tabla.

Álvarez anotó 23 puntos y repartió 6 asistencias para ser el mejor del ganador, mientras que en el elenco de Maroñas se destacó Tolmero con 13 puntos y 6 asistencias.

Related posts

Bombazo agónico

Diego Meleiro

Sexta a fondo

Mateo Parodi

Prueba de fuego superada

Mateo Parodi

Leave a Comment