Inicio Fútbol Internacional Moreno organiza y Argentina va al Mundial

Moreno organiza y Argentina va al Mundial

La Selección argentina venció por 2 a 1 a Uruguay y consiguió la clasificación al Mundial sub 20 de Polonia. Además se quedó con el primer puesto y buscará el título el domingo ante Brasil. En un partido que se jugó como un verdadero clásico, Anibal Moreno fue el encargado de romper la paridad y ordenar a su equipo para quedarse con el triunfo.

El comienzo fue con mucha intensidad y favorable para Uruguay. Juan Sanabria y Nicolás Acevedo mordían en el mediocampo y no dejaban conectarse a los volantes rivales que quedaban resignados a jugar en un par de baldosas. Ese inicio prometedor para la Celeste, que poco a poco se fue emparejando, derivó en el primer gol argentino. Gonzalo Maroni, obligado a pensar y ejecutar rápido por la presión de Agustín Dávila, sacó de la galera un caño-pase para Julián Alvarez. Este pivoteó y apareció el derechazo al ángulo de Anibal Moreno para el 1-0.

El gol entusiasmó a los argentinos y desde allí Moreno empezó a solidificar su figura como mejor jugador de la cancha. Como una de las antiguas operadoras telefónicas, el volante de Newell’s conectó a cada uno de sus compañeros con la mejor variante de su amplio repertorio de pases. De zurda o de derecha, en corto o en largo, en profundidad para dejar mano a mano o hacia los costados para que corran los rivales. Siempre la mejor opción.

La organización que brinda Moreno marca el estilo y la mejor versión de Argentina. Cada vez que los dirigidos por Fernando Batista consiguieron la lucidez para tocar rápido y en corto la pelota, le generaron peligro a sus rivales. Por eso Argentina mejoró y justificó con el juego la ventaja que había obtenido con el golazo del 11. Así se fue al entretiempo y así volvió del mismo. A los pocos minutos de la segunda mitad, una buena combinación por izquierda dejó a Maroni sólo en el área chica. Tan sólo que tuvo tiempo para definir al palo, tomar el rebote y empujarla al fondo de la red.

El resto del segundo tiempo se consumió por la desesperación de Fabián Coito y los suyos para conseguir descontar. Más allá de alguna jugada aislada, como un remate elevado de Nicolás Schiappacasse y un gol increíblemente errado por Facundo Batista, a Uruguay le costó exigir a la defensa argentina. En los últimos minutos más por empuje que por claridad en las ideas, la Celeste logró descontar mediante un buen derechazo de su número 10.

Argentina buscará quedarse con el título del Sudamericano el domingo ante Brasil, en una nueva final otra vez ante un clásico. Uruguay, por lo pronto, definirá su pase a los juegos Panamericanos contra Colombia.

 

Foto ECOS

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here